Noticias Destacadas

Adrián Sosa García

Condenaron a cadena perpetua al asesino de Elizabeth Verón

La Justicia de Corrientes condenó a Adrián Sosa García por encontrarlo materialmente responsable del asesinato de Elizabeth Verón, en una condena agravada por ser pareja de la víctima y por mediar violencia de género.elizabeth verón

El Tribunal Oral Penal Nº 1 de Corrientes, condenó a Adrián Sosa García por el crimen de su ex pareja Elzabeth Verón, al considerarlo “penalmente responsable de homicidio doblemente agravante, por ser pareja de la víctima y haberlo cometido contra una mujer, mediando violencia de género”.

Apenas leído el fallo, el recinto repleto de gente, en su mayoría mujeres, explotó en aplausos y gritos, mientras los familiares se abrazaban en medio del llanto y la emoción.

Los asistentes gritaban “misógino” al abogado defensor de Sosa, quien tuvo que salir con una fuerte custodia policial al tiempo que fue insultado a lo largo de una cuadra por más de una veintena de mujeres.

Rita Verón, hermana de Elisabet, dijo a Télam que “es lo que buscamos durante estos dos años de lucha, esto no le devuelve la vida a mi hermana, pero nosotros podemos decir que los asesinos de mujeres van a tener una condena”.

“A mi hermana no la recupero más, pero esta movida que estamos haciendo es por muchas mujeres, porque sigue habiendo casos. Que cuenten con nosotros y con la memoria de Eli”, destacó la hermana.

En similar sentido, se manifestó su hermano Ramón, al señalar que se trató de un “un fallo ejemplar” y añadió: “”Espero que no haya más femicidios, que las mujeres denuncien, que no se callen, porque lo que le pasó a mi hermana se pudo haber evitado, si nosotros lo hubiésemos sabido”.

Por su parte, Carolina González , de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones contra la Violencia de Género (Consavig) dijo a Télam que “cuando estamos lamentando un femicidio hay que condenar a estos hombres” .

Destacó además que “Elizabeth significó también, que se hayan sumado más organizaciones y mucha gente a participar y ser protagonistas, porque esta lucha es de todas”.

La última jornada de juicio se extendió por ocho horas durante el cual una importante manifestación de mujeres, amigos de la víctima y militantes contra la violencia de género permaneció frente al edificio del Tribunales al grito de “Eli presente”.

En los alegatos, el fiscal Carlos Lértora y el querellante, Salvador Pischeda, coincidieron en solicitar una pena de prisión perpetua, al calificar el hecho de homicidio agravado y , además, cometido mediando violencia de género, lo que finalmente fue dispuesto por el Tribunal integrado Raúl Guerín, Cinthia Godoy Prats y María Martinez Spalla.

Por su parte, en representación de la defensa, Isidoro Sassón, pidió la absolución del imputado, argumentando que “Eli” no murió por un traumatismo, sino por una sepsis generada por una bacteria.

En su última palabra antes de pronunciarse la condena, Sosa García, en voz muy baja y dijo que “las personas que declararon, se han alejado de la verdad. Yo no la mate ni la golpee. Lo juro por mis hijos” y solicitó al Tribunal que ” tome una decisión apartada de la presión social” al tiempo que e declaró “inocente”.

Algunas organizaciones sociales y políticas presentes durante la última jornada del juicio fueron la Red contra la Violencia de Género, Mumala, La Zurda, Las Rojas, La Marcha de las Putas (Chaco y Corrientes), La Fede, Movimiento Evita, entre otros.

Los hechos sucedieron la madrugada del 14 de mayo de 2013, cuando Elizabet Verón, de 38 años fue encontrada tirada en la vereda, a unos 40 metros del domicilio que compartía con el ahora condenado, Adrián Sosa García.

Un sereno de la cuadra y otros tres jóvenes que circulaban por la zona, escucharon las últimas palabras de la mujer antes de perder la consciencia, que se identificó y les contó que su pareja “la había golpeado mucho en la cabeza”.

Previamente, a la medianoche, según declaró su hermana Mercedes, “Eli” la había llamado para pedirle que se haga cargo de su hija y decirle “de esta no salgo”, mientras de fondo se escuchaban amenazas de muerte y gritos de Sosa García, en medio de ruidos y golpes.

Tras 60 días internada en terapia intensiva en el Hospital Escuela “General San Martín”, “Eli” falleció el 8 de julio de 2013.

 

Imagen : www.diarioepoca.com