Noticias Destacadas

Turistas francesas

Concluyeron los alegatos en el juicio por el crimen de las turistas

Los alegatos del juicio por el crimen de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni, cometido en julio de 2011, finalizaron, tras las exposiciones de los defensores de los cinco imputados de la causa, que pidieron la absolución de sus defendidos.juicio de las turistas

Los alegatos de los defensores los iniciaron los abogados del imputado Gustavo Lasi, Matías Adet y Horacio Morales, quienes pidieron la absolución de los cargos de homicidio, y reconocieron un solo hecho de abuso sexual con acceso carnal, para lo cual solicitaron que la condena sea de seis años.

Durante su alocución, Morales pidió “la inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua”, que a su entender “no es nada más y nada menos que una sutil pena de muerte”, a la vez que solicitó, subsidiariamente, ocho años de prisión como pena mínima para la acusación de la requisitoria fiscal.

Lasi fue el único de los imputados que reconoció haber estado en el lugar de los hechos y aceptó haber tenido sexo con una de las turistas asesinadas, aunque aseguró haberse rertirado cuando ellas estaban con vida aún.

Además, fue él que incriminó a los otros dos acusados de doble homicidio calificado criminis causa, con abuso sexual agravado y robo calificado, todo en concurso real, que son Daniel Vilte y Santos Vera.

Luego del alegato de los defensores de Lasi, hicieron su exposición los abogados de Vera, José Vargas y Roberto Reyes, quienes pidieron la absolución de su defendido por el beneficio de la duda, ante la falta de certezas sobre la presencia del imputado en el lugar de los hechos.

“La prueba genética no fue suficiente para imputar a Walter Lasi -padre de Gustavo- pero trae a este juicio a Vera en las mismas condiciones, y se lo puede condenar a perpetua”, dijo Reyes.

Posteriormente comenzó la extensa exposición de Marcelo Arancibia, quien luego de casi tres horas pidió “la absolución lisa y llana” para Vilte, por considerar que no existen pruebas para incriminarlo, y destacó que “se llevaría a cabo un hecho de justicia si se absuelve” a su defendido.

El abogado señaló que “algún día Vilte le explicará a sus hijos que este fue un sueño doloroso” y agregó que las pruebas demuestran que su defendido “no tuvo absolutamente nada que ver con este hecho” y “nadie le devolverá los casi tres años que estuvo preso” por estar imputado en esta causa.

La defensora oficial de Ramos y Sandoval, Estela Castañares, no sólo pidió la absolución de sus defendidos “sino limpiar el nombre de estas dos personas que tuvieron que atravesar todo este proceso de más de dos meses perdiendo el trabajo”, manifestó.

Los alegatos habían comenzado por la mañana con la exposición de los querellantes que representan a la madre y los hermanos de Bouvier y a la familia de Moumni, los abogados Nicolás Ortíz y Nicolás Durrieu, quienes solicitaron perpetua para Lasi, Vera y Vilte.

Asimismo, pidieron una pena de un año y seis meses de prisión condicional para Antonio Sandoval y Omar Ramos, por el delito de encubrimiento agravado.

Luego llegó el turno de Federico Rodríguez Spuch, quien alegó en representación de Jean Michel Bouvier, el padre de Cassandre, y pidió prisión perpetua para Lasi pero no formuló acusación en contra de Vilte y Vera, por no encontrar elementos que den certezas de la participación de ambos en el hecho.

Rodríguez Spuch también solicitó un año y seis meses de prisión condicional para Sandoval y Ramos.

En tanto, el fiscal Félix Elías solicitó la pena de prisión perpetua para Lasi y Vera, mientras que para Vilte pidió la absolución porque la vinculación que posee en la causa es un arma que no es la que está secuestrada ni la que fue percutada, a la vez que no hay pruebas de laboratorio que lo incriminen.

Una vez pronunciados los alegatos, el presidente de la Sala II del Tribunal del Juicio, Ángel Longarte, anunció que el viernes se dará lugar a las respectivas réplicas, mientras que la audiencia final fue convocada para el lunes 2 de junio, a las 9, en la Sala de Grandes Juicios del Poder Judicial salteño.

Ese día, el tribunal -integrado además por Bernardo Ruiz y Carlos Pucheta- ofrecerá a los imputados la posibilidad de expresarse, para luego pasar a deliberar y finalmente pronunciar la sentencia.

Las jóvenes fueron halladas asesinadas y violadas el 29 de julio de 2011, en la zona de El Mirador de la Quebrada de San Lorenzo, que está en el departamento Capital de la provincia de Salta, donde habían ingresado para dar un paseo dos semanas antes.

Imagen : www.nuevodiariodesalta.com.ar