Noticias Destacadas

Salta

Comunicado de la Asociación de DDHH Coca Gallardo

El ataque de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Guemes a los pañuelos de las madres es una vergüenza para Salta, pero no nos sorprende. ¿Qué podía esperarse de una institución fundada y dirigida por la más rancia (y vaya si es precisa la palabra) oligarquía provincial?

Imagen : Marcela Gutiérrez

La misma que participó activamente en los golpes militares que asolaron el país y los apoyó fervorosamente. Una institución retrógrada donde los señoritos se disfrazan de gauchos y repiten a coro la bella trilogía “Dios, Patria y Tradición”, el lema conservador que sólo enmascara la defensa a ultranza de sus intereses de clase, siempre beneficiados por las dictaduras militares.

Dicen los señoritos que la operación de despintar pañuelos en las plazas, escuelas y hasta en el Portal de la Memoria “no es una lucha de valores ideológicos” y que ellos “no tienen  ideología política”. Completamente falso. Como bien señala la periodista Elena Corvalán, sus miembros han dejado en varias ocasiones bien en claro cuál es su  ideología política. Como su ex presidente Ernesto Saravia Day, quien en su poema “A mi sable” celebra el gran ensayo del genocidio argentino que fue el “Operativo Independencia” y la denominada “guerra sucia”, o como Carlos Alberto Diez San Millán, su presidente hasta 2016, que reivindicó el terrorismo de estado y escribió un “poema” lleno de odio en el que festejaba la muerte de Néstor Kirchner y comparaba a los “piqueteros revoltosos” con animales que debían ser enjaulados en “cuevas con barrotes”.
Estos son los valores que en verdad defienden los que vienen a decirnos que los pañuelos manchan la memoria de Guemes. Por eso los irrita tan profundamente la lucha por los derechos humanos que quieren borrarla y despintarla de la historia y ven una ofensa y un “acto vandálico” en la figura de un pañuelo blanco. Secundados (como no podía ser de otro modo) por los “jóvenes PRO” admiradores del gobierno que habla del “curro de los derechos humanos”, promueve el 2×1 y elabora listas con los nombres de los genocidas que deberían ser liberados.Y les irrita aún más que sea la Asamblea Feminista la que promovió la actividad. Porque son misóginos y patriarcales.
Estos son los tipos que se consideran los “guardianes de la gesta guemesiana y sus valores” y se creen los dueños de la historia y la memoria. Pero no, señores. No. Porque la memoria nos pertenece a todos y al general Guemes le rendimos homenaje con el símbolo que es para nosotrxs más hermoso: el pañuelo blanco que representa el dolor y la lucha de las madres por sus hijos, la lucha inclaudicable de nuestro pueblo por la vida y la libertad.
 Los pañuelos blancos ya pertenecen a la memoria colectiva de donde no podrán borrarlos jamás.