El Tribunal tiene una nueva conformación

Complicidad civil: una jueza se excusó en el juicio a un empresario salteño

Marta Liliana Snopek se apartó luego de sentirse agraviada por los dichos de uno de los abogados querellantes. En su lugar asumió el cuarto juez que estaba asignado al debate. Marcos Jacobo Levín y tres policías están acusados de persecución, secuestro y aplicación de tormentos contra Víctor Cobos, chofer de la que en ese momento era su empresa de transporte, La Veloz del Norte.snopek

La jueza Marta Liliana Snopek se excusó hoy, en el juicio que por delitos de lesa humanidad lleva adelante el Tribunal Oral Federal de Salta (TOF), en contra del empresario salteño Marcos Jacobo Levín y tres policías, luego de sentirse agraviada por los dichos de uno de los abogados querellantes en los medios de comunicación.

La secretaria de Derechos Humanos del TOF, Denise Blajeán, dio a conocer hoy la resolución mediante la cual se aceptó el pedido realizado por la jueza, por lo que tomó la presidencia del tribunal en este proceso Carlos Jiménez Montilla, quien venía ejerciendo las veces de cuarto juez. De esta manera, el TOF quedó integrado por Montilla, Gabriel Casas y Federico Santiago Díaz.

Levín y los tres policías están acusados de persecución, secuestro y aplicación de tormentos contra el chofer de la que en ese momento era su empresa de transporte, Víctor Cobos, que además era delegado gremial en 1977, cuando sucedieron los hechos que se analizan. En su solicitud de apartamiento, la jueza explicó que se sintió agraviada por los dichos en medios de comunicación vertidos por el querellante David Leiva, que representa a Encuentro Memoria Verdad y Justicia.

Estos dichos se referían a la posibilidad de recusar a Snopek por una denuncia presentada en marzo pasado por Roxana Rivas, la ex pareja del abogado defensor de Levín, René Gómez. En esta denuncia realizada en una dependencia policial, Rivas lo acusó a Gómez de violencia verbal y amenazas, cuando ella le reclamó por un dinero que el abogado le habría prestado a Snopek.

En su escrito, la magistrada negó que la relación con Gómez influya en su actuación, ya que el abogado estuvo en otras causas frente a este tribunal, con distinta suerte, y negó todos los hechos, especialmente el de haber recibido un préstamo por parte del letrado. No obstante, ante la más mínima posibilidad de temor de imparcialidad por las partes, la jueza solicitó ser apartada y aseguró que sintió “violencia moral” por las declaraciones radiales de Leiva.

A la hora de resolver, el TOF destacó la “idoneidad profesional” de la magistrada y señaló que se hace lugar a la medida “sin que esto afecte su buen nombre y honor”. La salida de Snopek de la sala de audiencia motivó una discusión entre Gómez y Leiva, cuando éste último se refería a una reunión que mantuvo junto al resto de los querellantes con Rivas, y brindaba detalles allí ventilados.

Luego de un breve cuarto intermedio, los jueces le pidieron a Leiva que no siga haciendo uso de la palabra, porque la excusación ya estaba resuelta, tras lo que la audiencia continuó con el trámite de la causa, con la declaración de dos testigos aportados por Gómez, indentificados como Néstor Marrupe y Antonio Zolivellas, que trabajaron en La veloz del Norte en la época de los hechos.

Los otros imputados son los ex policías Enrique Cardozo, Víctor Almirón y Víctor Hugo Bocos, procesados como presuntos autores materiales de las torturas. Los hechos de esta causa datan de 1977, cuando Cobos fue acusado de defraudación en perjuicio de La Veloz del Norte, por lo cual fue detenido en la seccional cuarta de Policía, junto a otros trabajadores que realizaban un reclamo gremial. Allí fue torturado durante varios días, tras lo que le hicieron firmar una declaración en la que reconocía la estafa a La Veloz del Norte, a cambio de su liberación.

 

Imagen : lagacetasalta.com