Fundó la guardería "La casita de Sebastián" en Moreno

Cómo transformar el dolor en militancia para una sociedad más justa

Distinguirán en la Legislatura porteña a Miriam Medina, mamá de Sebastián Bordón, como personalidad destacada en los derechos humanos por su militancia contra la violencia institucional. “Somos militantes por la memoria, la verdad, la justicia y la vida”, dijo la madre del joven asesinado en Mendoza en 1997. Por el crimen fueron condenados tres policías.miriam mediana

Miriam Medina recibirá la distinción de Personalidad Destacada de los Derechos Humanos en reconocimiento a su militancia y tarea constante contra la violencia policial e institucional. El acto se realizará hoy a las 18, en el salón Montevideo de la Legislatura Porteña.

Del acto participarán, la presidenta del Bloque del Frente para la Victoria (FPV), Gabriela Alegre autora del proyecto de declaración, el Diputado Nacional por el FPV Horacio Pietragalla, el subsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Carlos Pisoni y Dolly Demonty, madre de Ezequiel, joven también asesinado por la policía en el año 2002.

“Miriam Medina es un claro ejemplo de cómo transformar el dolor personal en militancia para la construcción de una sociedad más justa y democrática. Su continuo reclamo de justicia  da cuenta de la vinculación entre la impunidad de ayer y de hoy” destacó Alegre. También recordó que entre los responsables del asesinato de Sebastián se encuentra el comisario Hugo Trentini, actualmente también procesado por delitos de lesa humanidad.

Desde un principio Miriam comprendió que el caso de Sebastián se sumaba a la larga lista de víctimas de violencia policial en nuestro país y decidió sumarse a la lucha de otras madres: “Somos militantes por la memoria, la verdad, la justicia y la vida”, declaró Miriam.

A Sebastián lo asesinaron en Mendoza durante su viaje de egresados y lo encontraron  sin vida en la localidad de El Nihuil, el 12 de octubre de 1997, día en la que hubiera cumplido 19 años. Las pericias demostraron que fue brutalmente golpeado y abandonado, hasta dejarlo morir. En el año 2000 fueron acusados en el juicio 5 policías y 1 civil, de los cuales 3 resultaron condenados, con penas que fueron desde los dos a los quince años de prisión,  y 3 resultaron absueltos.

“A Sebastián lo torturaron, lo hicieron desaparecer y después mintieron sobre las causas de la muerte. Es lo que hicieron con los desaparecidos y nosotras hicimos lo mismo que las Madres de Plaza de Mayo, salimos a defender a nuestros hijos y a buscar castigo a los culpables”, explicó su madre.

Miriam, no solo se comprometió en la búsqueda de justicia, también fundó  “La casita de Sebastián”, una guardería y jardín maternal en Moreno, a la que asisten más de 100 chicos de forma gratuita. Desde el año 2013 se incorporó a la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, coordinando particularmente las acciones en Mendoza.

 

Imagen : Infojus Noticias