Mar del Plata

Cómo fue vivir con el hombre que encerró a su familia: “Nos decía que nos iba a matar con un tiro en la cabeza”

Elsa Oviedo la hija del hombre que tenía enjaulados a su mujer y a su hijo autista en Mar del Plata cuenta el calvario familiar al que estuvo sometida toda su familia.  encierro familia

“Quiero contar. No hay otro modo de romper la cobardía y sumisión que nos inculcó desde que éramos así de chiquititos”, comenta Elsa Oviedo es hija de Edgardo Oviedo, que mantenía en cautiverio desde hacía seis años a su esposa y a su hijo autista.

Habla de ella, pero también de sus hermanos: “Nadie zafó de los maltratos físicos y psicológicos a los que nos sometió”.

Elsa vive a metros de la casa donde su padre construyó–sobre final del terreno- una jaula para depositar hermano autista de 32 años y su madre, que padece trastornos psiquiátricos, a quienes alimentaba a base de matecocido, algún que otro pedazo de pan y comida para perros.

Edgardo Oviedo de 66 años fue detenido el viernes y se negó a declarar.

Elsa sabía lo que pasaba y otro de sus hermanos también. Juntos radicaron la denuncia en la Comisaría de la Mujer: “Nosotros denunciamos esta situación en 2008 y 2010 y nadie hizo nada. Nos dejaron, como se dice, en banda. Estuvimos en Tribunales y en la Comisaría. La reacción de todos fue la misma, escuchaban y nos decían que estábamos contando una de terror, que no podía ser para tanto. Hace cinco años mandaron a unas asistentes sociales. Pero todo quedó ahí. Ahora juntamos fuerza y volvimos a denunciar. Nos costó mucho. Él nos enseñó a tenerle miedo, a ser cobardes y a estar sometidos. Siempre nos dijo que como él nos había hecho nacer, él nos iba a desarmar. Por eso teníamos miedo, pero por suerte esta vez nos dieron bolilla”.

“Nosotros tratamos de ayudar de mil maneras antes de verlo detenido. Es que mal o bien es nuestro padre”

En los últimos meses la situación cambió: “Todo empeoró. No nos dejaba entrar en la casa, quería rompernos las puertas con macetas. Encima se juntó con una mujer que creíamos, y ahora confirmamos, medicaba a mi familia. A nuestros hijos les hablaba diez minutos de fútbol y después les decía que nos iba a matar con un tiro en la cabeza; hablaba de fútbol y luego trataba de golpearnos. Así, todo el tiempo. Está enfermo, es psicópata y te envuelve. A los hermanos nos hizo pelear entre sí. Todo esto nos unió. Nosotros siempre le tuvimos terror… Vos no sabes las que nos tuvimos que bancar, las que pasamos”, relata Elsa.

“Nosotros tratamos de ayudar de mil maneras antes de verlo detenido. Es que mal o bien es nuestro padre. Por eso no queremos que se pudra ni nada de eso. Queremos que lo traten por sus padecimientos. Él está enfermo, aunque para muchos siempre haya sido el pobre tipo que tenía un hijo autista y una mujer psiquiátrica”, comenta Elsa sobre su padre.

Edgardo Oviedo de 66 años fue detenido el viernes y está acusado de reducción a la esclavitud y servidumbre.
Ovierdo fue llevado por efectivos policiales a los Tribunales de Mar del Plata ayer por la mañana y al negarse a declarar fue trasladado nuevamente a la Unidad 44, en la cárcel de Batán, donde se encuentra recluído.

El fiscal Alejandro Pelegrinelli ordenó que le realicen pericias psicológicas y psiquiátricas a Oviedo.

Por otra parte, el hijo autista que sufría los abusos está internado en el Hospital Interzonal y según explicó Pelegrinelli al portal 0223: “Está en buenas condiciones, aunque debe quedarse porque le detectaron un problema testicular”.

 

Imagen : www.losandes.com.ar