Comisiones de la Verdad, oficial y alternativa, se instalan en Honduras

El Gobierno de Honduras instalará este martes oficialmente la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, que buscará esclarecer el Golpe de Estado de 2009. Al mismo tiempo, organismos de Derechos Humanos crearán una Comisión alternativa.

El canciller hondureño, Mario Canahuati, afirmó que el establecimiento de la Comisión “envía un mensaje a lo interno y a lo externo” sobre los compromisos del Gobierno de Porfirio Lobo de cumplir con el Acuerdo Tegucigalpa-San José.

Tal Acuerdo fue suscripto por delegaciones del presidente depuesto, Manuel Zelaya, y del mandatario de facto, Roberto Micheletti, para superar la crisis causada por el Golpe de Estado del 28 de junio de 2009.

Por otro lado, la Plataforma de Derechos Humanos anunció la creación de una Comisión de Verdad alternativa, como medio para vencer la impunidad de los crímenes cometidos contra cientos de víctimas a partir del Golpe de Estado.

En un comunicado los integrantes de la plataforma expresaron profunda preocupación por la puesta en marcha de una comisión de la verdad impulsada por el régimen de Porfirio Lobo.

Al respecto, señalaron que dicha comisión se distingue por ser “ambigua, excluyente de las víctimas y carente de procesos que aseguren efectividad e imparcialidad”.

Por ello, la Comisión de Verdad alternativa se “ocupará de conocer las violaciones de derechos humanos cometidas contra miles de hondureños, será participativa, independiente y rigurosa, de acuerdo a las exigencias de los estándares internacionales”.

Esta comisión alternativa estará integrada por el sacerdote católico Fausto Milla y la escritora hondureña, Helen Umaña.

Además, contará con la presencia de la abuela de plaza de mayo de Argentina, Nora Cortina, la religiosa peruana Elsy Monge y los premios Nóbel de la Paz, Rigoberta Menchú de Guatemala y Adolfo Pérez Esquivel de Argentina.