Noticias Destacadas

Comercio con rostro de mujer un desafío a resolver

Lograr que las necesidades, intereses, y aspiraciones de las mujeres estén incorporados dentro del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica en sus tres pilares: comercio, cooperación, y dialogo político, está aún por verse, dado que las negociaciones del acuerdo no han concluido. Sin embargo, intensos esfuerzos de incidencia se han realizado y se recogen en la publicación ?La Voz del FMICA en el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea- – una experiencia de incidencia desde las mujeres?, presentado semanas atrás ante amplios sectores sociales.

La publicación se realizó en el marco del proyecto ¨Asociación entre la Comisión Europea y las Naciones Unidas sobre la igualdad de género para el desarrollo y la paz,¨ lo cual UNIFEM está implementando en Nicaragua, y del programa UNIFEM-PNUD Agenda Económica de las Mujeres. Fue apoyado con el objetivo de brindar insumos a las organizaciones de la sociedad civil que apoyen en su lucha para la incorporación del enfoque de género en las leyes, políticas públicas y programas sectoriales del país y de la región.

La publicación sintetiza el proceso de construcción de una agenda que da voz y palabras a las mujeres y se espera se convierta en una guía para los negociadores de ambas regiones por ser un trabajo muy arduo realizado con la participación activa de las organizaciones de mujeres de toda la región centroamericana, y en la construcción de alianzas con gremios empresariales, sindicatos, organizaciones sociales mixtas, entre otras.

La actividad, coordinada entre UNIFEM y la Unión Europea, fue presentado por el Sr. Embajador Mendel Goldstein, Jefe de la Delegación de la Unión Europea en Centroamérica y Panamá y la Sra María Jesús Conde, Representante de UNICEF. El Jefe de la misión europea, destacó que el acuerdo debe llevar a un posicionamiento de liderazgo de las mujeres, de reconocer el trabajo que vienen haciendo en el ámbito económico y social y enfatizó la condena a la violencia de género y la discriminación.

Por su parte, la señora María Jesús Conde, Representante de UNICEF, recordó que el planteamiento de las mujeres de ser parte activa del Acuerdo de Asociación, está respaldado por los acuerdos y convenciones internacionales en materia de derechos humanos, suscritos por los países que involucran ambas regiones. Cuando se firmó la CEDAW no se pensó en los avances que sucederían en temas de integración regional. El relato del FMICA ?dijo- nos hace conscientes de los grandes retos que tenemos como sociedad para eliminar la discriminación por razones de género.

Las comentaristas Sandra Ramos, directora del Movimiento María Elena Cuadra; Verónica Rojas, Viceministra, Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC); y Xanthis Suárez, diputada por el Estado de Nicaragua en el PARLACEN, enfatizaron que el tema de igualdad de género no puede ser mencionada en una sección o como capítulo aparte sino que tiene que ser integrado en cada uno de los tres pilares del Acuerdo de Asociación.

La publicación revela que la capacidad organizativa del FMICA y su estrategia de lobby realizado en el nivel regional, les ha permitido postularse y haber sido electas varias mujeres de FMICA a puestos directivos en el Comité Consultivo del Sistema de la Integración Centroamericana (CC-SICA) y en los capítulos naciones de CC-SICA.

Esto permitió no solo integrar las propuestas para equidad de género en la agenda de incidencia desde las organizaciones de mujeres, sino que también permeó a otras de carácter mixto. El proceso de incidencia ha fortalecido a lo interno de las organizaciones, reflexionar sobre asuntos estratégicos, animar el dialogo, posicionarse en el escenario político del SICA, ante los gobiernos centroamericanos y la cooperación internacional, son parte de los resultados de incidencia, señala el documento…Una de las cosas importantes que nos ha pasado es que hay claridad en el CC-SICA que eso no puede caminar si no tiene la chequeada de las mujeres, aunque nos tienen temor y los machos quieren imponerse. Este camino no ha sido fácil, ha habido un pleito, una lucha a lo interno? afirma Andrea Morales, líder sindical y miembro del Comité Coordinador del Capitulo Nicaragua del FMICA.

Las mujeres actualmente están en desventaja en muchos frentes afectados por el Acuerdo de Asociación: batallan con la segregación en el mercado laboral, la desvalorización de su contribución que hacen a la economía, la violencia de género, la falta de financiamiento para sus organizaciones, falta acceso a espacios políticos para participación, y otra serie de barreras que les ha impedido una efectiva integración en importantes espacios de toma de decisiones. Siendo más propensas a trabajar en la economía informal y ser dueñas de microempresas, las mujeres son más vulnerables frente acuerdos de libre comercio una de los razones por cual presentaron sus demandas frente del Acuerdo de Asociación.

IMAGEN: www.un.org.ph