Noticias Destacadas

Ecuador

Cinco nuevos implicados en el caso de las turistas argentinas

El supuesto autor confeso declaró que asumió la culpabilidad sobre el femicidio por la presión de los policías.mendocinas 5

La investigación de la muerte de las turistas argentinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en una playa de Ecuador en febrero pasado, arroja nuevos actores. Ante la fiscal María Coloma, declaró el pasado lunes uno de los dos detenidos por el doble homicidio, Segundo P. Este hombre, en el nuevo relato, incrimina a cinco hombres por el asesinato de las turistas argentinas, uno de ellos un venezolano apodado El Chamo, que se dedica al microtráfico y que fue detenido hace tres semanas con 13 gramos de cocaína. Segundo P. mantiene casi intacta la secuencia de eventos del día de la desaparición de las mujeres, el 22 de febrero.

 

Segundo P., señalado como el autor confeso, declaró que asumió la culpabilidad por la presión de los policías. “Me dijeron que tenían pruebas en mi contra”, dijo el procesado. Dice que ese día entregó las llaves de su casa a su amigo y también detenido, Eduardo R., alias El Rojo, quien se ofreció a ayudar a las turistas porque les habían robado y no tenían donde pernoctar. Él se quedó en la playa a trabajar. Las volvió a ver una hora después. Cuando terminó de trabajar, a las tres y media de la madrugada, volvió a su casa y es atacado por un hombre que tiene un tatuaje con letras góticas. Enseguida descubrió los cadáveres en el suelo y recordó que el venezolano le dijo que “se les pasó la mano”.

Cuerpos embalados

Segundo P. declaró que, obligado, ayudó a embalar los cuerpos. Los cuerpos los sacaron al día siguiente; el primero a las tres de la tarde, y una hora después el otro. Utilizaron una bicicleta con un cajón adaptado que se usa para el transporte en la costa de Ecuador, que estaba en la casa y que pertenecía al casero.

El venezolano le amenazó con hacer daño a su familia si los delataba. “Si llega a pasar algo, échate la culpa”, le dice antes de marcharse de su casa y durante los días siguientes le asedió en su trabajo para recordarle que guardara silencio, según la declaración. “Yo me tiro el muerto encima porque hicieron conmigo lo que quisieron”, dice Segundo P.

El abogado del detenido, Héctor Vanegas, ahora pide que la Fiscalía busque a los sujetos que han sido señalados por su cliente, sobre todo, El Chamo y que se hagan ruedas de reconocimiento. La fiscal tiene hasta finales de abril para terminar los 90 días de instrucción fiscal y decidir cómo sigue el caso a nivel penal.

Imagen : diariodecuyo.com.ar