CIDH responsabiliza al Estado por la desaparición de María Claudia García

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) responsabilizó al Estado uruguayo por la desaparición forzada de María Claudia García Iruretagoyena. Lo mismo señaló sobre la supresión y sustitución de identidad de Macarena Gelman.

El tribunal también apuntó la responsabilidad del Estado uruguayo por la violación de los derechos a la integridad personal y a la protección de la familia en prejuicio de Juan Gelman.

También por la violación de los derechos a las garantías judiciales y a la protección judicial y por la falta de investigación efectiva, de juzgamiento y sanción.

La CIDH entiende que la Ley de Caducidad “carece de efecto jurídico” por cuando significa un “obstáculo” en la búsqueda de la verdad.

El Estado deberá, por tanto, desarrollar una investigación efectiva para determinar el paradero de los restos de María Claudia García. Según el fallo, lo mismo deberá hacer para juzgar y sancionar a los responsables de su desaparición y la de Macarena Gelman.

Asimismo, deberá realizar “un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional” sobre los hechos vinculados con el caso Gelman.

El fallo de la CIDH también ordena implementar, en un plazo razonable, en el Centro de Estudios Judiciales del Uruguay, un programa permanente sobre derechos humanos dirigido a la capacitación de jueces y fiscales.

La demanda contra Uruguay fue presentada por Juan y Macarena Gelman en 2006 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Fue luego de ser archivadas dos denuncias penales para investigar la desaparición de María Claudia en 1976.

En su sentencia, la Corte consideró que tanto María Claudia García como Macarena y Juan Gleman son partes lesionadas y merecen una reparación.