Noticias Destacadas

Se sospecha de la organización Boko Haram

Centenares de estudiantes secuestradas de un internado en Nigeria

Hombres armados llegaron al lugar, situado en el estado de Borno,territorio en el que opera el grupo radical islámico Boko Haram, y ordenaron a las menores que subieran a bordo de cuatro camiones.Boko Haram

Presuntos miembros de la milicia islamista de Boko Haram secuestraron este martes a «entre 103 y 200 estudiantes» de un internado femenino de Nigeria, según confirmaron a ABC fuentes de la Policía del país africano. El ataque comenzó a las 9.00 de la noche del lunes (10.00 en España) y se prolongó hasta las 3 de la mañana del día anterior, después de que hombres fuertemente armados asediaran una escuela de Chibok, en el Estado norteño de Borno. Durante el asalto, los terroristas realizaron varios trayectos para escoger a sus víctimas, de entre 16 y 18 años.

El últimos tiempos, la milicia islamista de Boko Haram ha iniciado una campaña de terror contra «el saber occidental» atacando centros universitarios del norte del país. Éstos son los casos del asalto a la universidad Bayero, en el Estado de Kano, que en abril de 2012 provocaba 16 muertos, o del mortal tiroteo en septiembre de ese mismo año de Abubakar Salihu, catedrático de la universidad de Ado-Ekiti.

Una incomprensible fijación contra el conocimiento, más aún, ante su origen. En 2002, ante la crisis económica que asolaba el norte del país, cerca de 200 estudiantes pertenecientes, en su mayoría, a la universidad de Maiduguri decidieron establecerse en un campamento cercano a la frontera con Níger. Doce años después, su experiencia académica es ya bien diferente: más de 5.000 muertos y un odio extremo hacia sus antiguos educadores. No en vano, en septiembre de 2011, Boko Haram emitía un comunicado en el que amenazaba a 19 centros de enseñanza superior del país con iniciar una oleada de atentados si no dejaban de impartir «educación occidental».

De igual modo, en julio, la facultad de Maiduguri (recordemos, cátedra de buena parte de los militantes originarios de Boko Haram) se veía obligada a cerrar sus aulas ante las crecientes agresiones.

«Mohammed Yusuf [miembro fundador de la organización fallecido en 2009] hablaba perfectamente inglés, además de haber recibido una educación plenamente occidental», destaca el imán Hussein Zakaria, uno de los principales líderes religiosos locales. «Por ello, siempre entendió el peso de los centros universitarios en el desarrollo del país», añade. ¿Pero cómo es posible pasar de estudiante a ejecutor de maestros?

«Al igual que los talibanes destruyeron los budas en Afganistán [las centenarias estatuas de Bamiyan fueron dinamitadas en marzo de 2001 por el grupo], los islamistas que operan en África quieren acabar también con cualquier símbolo cultural del pasado. Y no hay mayor templo que las universidades», asevera el analista Abdiaziz Yusuf.

Imagen : www.geopoliticalmonitor.com