Noticias Destacadas

Caso Solano: Escudero y Pichetto pidieron intervención del Secretario de Derechos Humanos de la Nación

La senadora salteña y el jefe del bloque oficialista de la cámara alta pretenden que el organismo colabore con el esclarecimiento de lo ocurrido y que acompañe a la familia en las instancias judiciales y políticas pertinentes. El joven desapareció hace 6 meses en Río Negro.

Los senadores nacionales Sonia Escudero (Salta) y el presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto (Río Negro) enviaron, en la mañana de hoy, una nota al flamante Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Juan Martín Fresneda, para que el organismo intervenga en la investigación de la desaparición del joven salteño Daniel Solano de quien no se tienen noticias desde hace más de 6 meses.

En la misiva, los senadores recordaron que el joven, que al momento de su desaparición tenía 27 años, fue visto por última vez la madrugada del día 5 de noviembre de 2011, cuando fue retirado por la fuerza por el personal de seguridad del local bailable denominado ?Macuba?, de la ciudad de Choele Choel, en la provincia de Río Negro. ?Desde entonces, el joven, oriundo de la ciudad de Tartagal y miembro de la comunidad aborigen guaraní domiciliada en Misión Cherenta, permanece desaparecido?, explicaron los legisladores.

El joven salteño había llegado unos meses antes a la provincia de Río Negro para trabajar en la cosecha de manzanas para la empresa ?La balanza?, ubicada en la ciudad de Lamarque de la provincia antes mencionada.

?Desde el momento de su desaparición, a pesar de haberse formulado las correspondientes denuncias ante autoridades policiales y judiciales en las ciudades de Tartagal y Choele Choel, no existen avances que permitan avizorar un pronto esclarecimiento de la suerte corrida por el joven Solano?, advirtieron los legisladores.

En tal sentido, solicitaron al funcionario nacional que disponga de ?todos los recursos con que cuenta para colaborar con el reclamo de la familia Solano por el esclarecimiento de lo ocurrido, especialmente acompañándola en todas las instancias judiciales y políticas pertinentes?.

Asimismo, pidieron que ?arbitre las diligencias necesarias para llevar adelante un trabajo efectivo de prevención de situaciones en las cuales las necesidades laborales de comunidades aborígenes son aprovechadas por individuos o empresas quienes, mediante promesas falsas, logran someterlos a situaciones de explotación laboral, cuando no a escenarios de lisa y llana reducción a la servidumbre?.

Antecedentes

El día 5 de noviembre de 2011, luego de la jornada laboral, Solano, en compañía de dos personas, se dirigió al local bailable ?Macuba?, ubicado en la ciudad de Choele Choel, Río Negro, de dónde fue retirado por la fuerza por el personal de seguridad del mismo, en horas de la madrugada, permaneciendo desaparecido hasta la fecha.

?Así las cosas, corresponde señalar que en una república democrática, estructurada como Estado de Derecho, resulta inadmisible la existencia de personas desaparecidas con presunción de haber sido víctimas de delitos; y cuando, además, como en el caso de nuestro país, la desaparición forzada de personas forma parte de la época más oscura de nuestra historia, cobra fuerza de evidencia la necesidad de que el Estado, en todos sus niveles, con todos sus recursos y de la forma más enérgica, intervenga para dilucidar lo ocurrido con tales personas?.

En su nota, los senadores citaron el decreto 163/2005 del Poder Ejecutivo nacional, que establece que uno de los objetivos de la Secretaría de Derechos Humanos es, precisamente, ?(e)ntender en la observación activa, el seguimiento y la denuncia de casos y situaciones relativos a los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, comunitarios y de incidencia colectiva, conjuntamente con los organismos nacionales, provinciales, municipales y organizaciones de la sociedad civil vinculados a esta temática?.

?Entendemos que es exigible la colaboración activa de dicha Secretaría con la familia Solano y con la comunidad aborigen de la que forma parte, mediante todos los recursos disponibles y en todas las instancias pertinentes, para lograr el esclarecimiento de lo ocurrido. La Secretaría de Derechos Humanos debe representar en forma concreta y simbólica, el compromiso irrestricto del Estado nacional con la búsqueda de Verdad y Justicia no sólo de cara al pasado, sino también de cara al presente?, concluyeron los legisladores.