Noticias Destacadas

Luego de que la Corte Suprema de Justicia de Tucumán suspendiera el inicio del jury de enjuiciamiento

Caso Marita Verón: buscan revocar la cautelar que protege a los jueces

 Son dos de los tres magistrados que absolvieron a los acusados por la desaparición de la joven. Al tercero se le permitió jubilarse antes de una eventual remoción. El Ejecutivo provincial presentó un recurso para revertir la polémica decisión.Trimarco susana

El gobierno de la provincia de Tucumán anunció ayer su voluntad de revocar la cautelar de la Corte de Justicia local que suspendió el inicio del jury de enjuiciamiento contra dos de los tres jueces del tribunal responsable de la polémica absolución de los trece imputados por el secuestro y la desaparición de María de los Ángeles Verón.

Tras reiterar que su administración está comprometida con la búsqueda de justicia en el caso de la joven tucumana secuestrada en 2002 por una red de trata de personas, el gobernador José Alperovich consideró que la cautelar decidida por el máximo tribunal provincial es “una aberración” y que constituye “una traba para que no se investigue qué es lo que pasó”.
En consecuencia, y a través del abogado Aldo Cerutti, la fiscalía de Estado tucumana presentó un recurso de revocatoria en contra de la medida dictada por la Corte Suprema de Justicia provincial, que aceptó un recurso de queja planteado por el juez Eduardo Romero Lascano, uno de los integrantes del tribunal cuestionado, rechazando la conformación del jurado de enjuiciamiento en la Legislatura. En el pedido de revocatoria, el fiscal sostuvo que tenía “una notoria carencia de fundamentos, que redundan en su arbitrariedad y gravedad institucional”.
Los jueces Alberto Piedrabuena y Eduardo Romero Lascano fueron acusados por presunto mal desempeño de sus funciones al frente de la sala II de la Cámara Penal, que en diciembre de 2012 absolvió a los 13 acusados de raptar y someter a prostitución a Marita Verón en prostíbulos de Tucumán y La Rioja. A Emilio Herrera Molina, el tercer magistrado que podría haber sido sometido al jury, otro fallo judicial le otorgó la jubilación antes de que pudiera ser removido del cargo.
El miércoles pasado, la comisión de Juicio Político de la Legislatura tucumana había aprobado avanzar con la acusación contra los camaristas por no haber respetado los protocolos de protección para las testigos-víctimas de trata de personas que declararon durante el proceso. Sin embargo, la decisión de la Corte frenó el proceso de enjuiciamiento
El gobernador Alperovich se mostró indignado por la cautelar: “Lo que estoy buscando como gobernador es que haya justicia para la hija de Susana Trimarco. Alguien tiene que ser responsable. Que no haya absolutamente nada sobre una chica, como Marita Verón, que desapareció hace once años, me parece una aberración. Hay que ponerse en el lugar de esa gente. Pero hay trabas, trabas, trabas. ¿Por qué? No sé por qué. Pero realmente, para mí, esto es inadmisible”, declaró el mandatario provincial. «
“Lo que busco es que haya justicia para la hija de Susana Trimarco. Pero hay trabas. ¿Por qué? No sé por qué. Pero es inadmisible.” José Alperovich Gobernador de Tucumán
“Como no había forma de frenar el proceso de enjuiciamiento de la Legislatura, acudieron a la corporación judicial.” Sisto Terán Presidente de la Comisión de Juicio Político
El tercero también zafa
Emilio Herrera Molina, el tercer magistrado de la sala II de la Cámara Penal, cuestionada por el fallo absolutorio en la causa Marita Verón, quedó fuera del proceso que llevaba adelante contra sus dos colegas la comisión de Juicio Político de la Legislatura, y en consecuencia, a salvo de ser llevado ante un jury de enjuiciamiento. “Siento alivio porque creo que no merecíamos semejante trato, ni mis compañeros ni yo”, comentó al diario tucumano La Gaceta. El beneficio de la jubilación le había sido rechazado por un decreto del gobernador Alperovich, pero la Sala II de la Cámara en lo Contencioso y Administrativo obligó al mandatario a contemplar el estado de salud de Herrera Molina, quien padece una enfermedad oncológica. Y aunque el Ejecutivo apeló la decisión, el magistrado fue separado del expediente que examinó las conductas de Piedrabuena y Romero Lascano.
Susana con Meryl
Mientras la Corte tucumana frenaba el juicio político a los jueces cuestionados, Susana Trimarco era premiada por la fundación Women in the World, en EE UU, y recibía la solidaridad, entre otros, de la actriz Meryl Streep.