Noticias Destacadas

Santiago del Estero

Caso Estela López: buscan al homicida en el círculo afectivo de la empresaria

Los investigadores indagan en el círculo bien íntimo de la mujer y en el de su hijo, Nahuel. El fiscal pidió testimonio de la empleada doméstica de un empresario del calzado. Abogada declara el lunes.estela lopez

Suma desconfianza por el dinero, atemorizada y distante del entorno de su hijo, habría sido la impronta emocional de Estela López de Auad, antes de ser asesinada. Así lo deslizó anoche un alto investigador, señalando que la empresaria se mantenía encerrada y evitaba la calle en altas horas de la noche. ¿Estaba amenazada?, fue el interrogante lógico. “La respuesta descansa en su entorno directo”, confió el informante.

Sospechas Desde esa premisa, por estas horas el juez Miguel Moreno indaga en todos los exponentes del círculo íntimo. Allí cree que hay piezas del rompecabezas que comienza a adquirir dimensión. En tal sentido, trascendió que los investigadores buscarían al homicida entre las personas que habrían mantenido un vínculo afectivo con la empresaria.

Dentro de esa investigación, la Justicia también trabaja con el círculo íntimo del hijo. Algunos, no tan afín con la víctima. Al recrear las últimas horas con vida, el funcionario señaló que Estela abrió la puerta al o los homicidas. Ya consumado el ataque mortal, éste se fue de la casa robándose el control remoto de la cochera.

En ese punto, la Justicia interroga a los vecinos: es casi imposible que nadie haya visto nada anormal. Vale destacar que según los forenses, el crimen se habría materializado entre las 14.30 y las 16 del 23 de diciembre del 2015. Ese día, Nahuel se encontaba en Monte Quemado (Copo) trabajando en los campos heredados de su difunto padre.

Vorágine judicial Mientras tanto, ayer el juez Moreno aplazó el testimonio de una abogada clave, para el lunes próximo. En ese cometido, también se plegó el fiscal Ramón Alfonzo. El funcionario habría requerido numerosos testimonios, en especial de los hijos de un empresario del calzado, familiar y amigo de la empresaria.

Quizá Alfonzo intuye algo sustancioso, ya que también requirió el testimonio de la empeada doméstica. Puesto en perspectiva, Alfonzo ve más allá del túnel una luz y ésta pareciese precipitarse en la verdad “encriptada” por ser considerada vida privada. Abstrayéndose de los protagonistas, el fiscal perseverará y también proyecta diéntico ejercicio judicial con las amigas de Estela, en especial dos confidentes de años.

 

Imagen : El Liberal