Noticias Destacadas

Salta

Carta de Raquel Adet a diputado PRO dictadura de Cambiemos

Andrés Suriani, quien asumió recientemente, como diputado del PRO, es conocido en Salta por sus expresiones y acciones de lesbofobia, homofobia, transfobia.Un misógino que suele insultar a las militantes por los derechos de las mujeres como feminazis y reivindicar el terrorismo de estado.En la última sesión de la Cámara de Diputadxs, habló de ” legítima defensa” al referirse al comando Albatros de la Prefectura Naval Argentina, que asesinó por la espalda al joven Rafael Nahuel. Una de las personas que hizo público su repudio a los argumentos vertidos por el diputado, es la integrante de la Asociación por los Derechos Humanos Coca Gallardo, Raquel Adet.

Imagen : Nuevo Diario de Salta
Reproducimos texto completo de la carta :
Por la presente deseo expresar algunas cosas sobre la resolución votada días atrás por los diputados salteños repudiando el brutal asesinato de un joven mapuche en un operativo represivo encabezado por la ministra Bulrich.
Y quiero referirme puntualmente al voto en contra del ex concejal y actual diputado provincial Andrés Suriani, el mismo que se vende como católico devoto y un compendio de “valores morales”.
Ya se ve cuales son esos valores cuando hace bendecir monumentos al genocidio y sale a defender gallardamente a los  héroes que en “legítima defensa” mataron por la espalda a un chico de 21 años cuando iba escapando de la represión que este gobierno está desatando contra el pueblo.
Así es como Suriani, con el apoyo de tantos piadosos comprovincianos, se dedica a la sucia tarea de legitimar la violencia represiva. Claro. Esa “gente violenta” que pretende tener un lugar donde vivir porque ya le robaron todo para entregárselo a los multimillonarios extranjeros que se están quedando con la Patagonia, que es atropellada en todos sus derechos y asesinada con total impunidad. En tanto que la prensa oficialista se dedica a fogonear el odio y el racismo hablando de “grupos terroristas” cuando el juez que ordenó la represión no pudo encontrar, en todos los allanamientos que se hicieron, ni una sola evidencia, ni un arma de fuego. Mentiras descaradas del gobierno.
Inventos para justificar la represión irracional, al margen de la ley y el estado de derecho. Es la doctrina de la dictadura y tiene un solo nombre: terrorismo de estado.
Oh, estos piadosos cristianos que cantan loas a los uniformados que matan por la espalda, que salen a cazar mapuches a balazos y apalean a trabajadores y estudiantes, artistas callejeros y hasta a chicos integrantes de una murga. Me parece que ya los conocemos. Son los mismos que aplaudieron a la dictadura. Y detrás de toda esa palabrería que utilizan la función que realmente cumplen es la de defender los intereses de los ricos y la de sostener un orden social basado en la corrupción y la injusticia.
Alguna vez yo dije que Suriani era ignorante, pero ahora voy a rectificarme, porque me queda claro que es otra cosa  que, por urbanidad, no puedo consignar en esta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *