Noticias Destacadas

Santiago del Estero

Cansada de ser violada por su padre tomó veneno para matarse

Se trata de una menor de 16 años, que fue vejada por su padre durante 2 años, tras la muerte de su madre. Se investiga si los hermanos también eran abusados.niña violada

Marginalidad, pobreza, vejaciones y abandono fueron las únicas compañías que tuvo durante los últimos años una menor de 16 años, quien vive junto con sus dos hermanos en medio del monte a “caridad” del hombre en un pequeño pueblo llamado La Simona, distante a unos 20 kilómetros de la ciudad de Los Juríes, departamento Taboada. 
La adolescente pasó de jugar con muñecas a cuidar a sus hermanos, luego de que su madre falleciera. Así, en la intemperie fue cubriendo los espacios que su progenitora fallecida dejó y la ausencia de un padre que diariamente debía salir a buscar trabajo para mantener a la familia.
Con el paso de los años, los hermanos fueron creciendo y el tormento para la menor comenzó a surgir. En primera instancia, dejó la escuela cuando era muy pequeña, por lo que hoy no tiene los conocimientos mínimos para poder transmitirlos a sus pequeños familiares. Luego sufrió el desapego de su padre, quien los dejó solos para retirarse de la casa y buscar dinero. La menor se convirtió en padre y madre de sus hermanos y en la esposa de su padre, en poco tiempo.
El hombre -un peón rural de unos 40 años-, cada vez que llegaba a su casa los viernes del trabajo para pasar el fin de semana con sus hijos, sometía a sus bajos instintos a su hija mayor. Según contó la víctima a la Policía, su padre la desnudaba y luego bajo permanentes amenazas de muerte, la sometía sexualmente, mientras sus otros dos hijos dormían en la habitación de al lado. 
Sin piedad, cada fin de semana, el depravado llegaba a su vivienda y comenzaba a besar y acariciar a su hija, a quien le decía que la mataría si no le permitía hacer con ella lo que él quería. Así, las vejaciones fueron aumentando y luego de dos años, cansada de ser violada por su padre, la víctima tomó la determinación de matarse. Consumió veneno que había en su casa y salió al monte.
Allí fue encontrada por un vecino, quien le consultó qué le pasaba y con sus últimas fuerzas, le dijo que no quería vivir más porque su padre la violaba. 
De inmediato el poblador la trasladó hasta el hospital distrital de Los Juríes, en donde la menor le contó a la Policía el tormento que vivía desde hace 2 años.
Los uniformados dieron participación del hecho al coordinador general de Añatuya, doctor Mariano Gómez, quien ordenó la inmediata detención del acusado y que la menor sea sometida a estudios pertinentes al igual que sus hermanos menores de edad.
Imagen : nuevodiarioweb.com