Noticias Destacadas

Entrega de condones en Semana Santa causa escozor a familias

Campaña periodistas de Mesoamérica a favor de los derechos sexuales y reproductivos

UNPF se opone a campaña de prevención de VIH en Tamaulipas

Ciudad Madero, 28 mar 12.- A dos días de que lleguen miles de jóvenes y adolescentes a la playa Miramar en esta urbe tamaulipeca, como parte de las vacaciones de Semana Santa, autoridades y activistas enfrentan la andanada de grupos conservadores que se oponen a las acciones para prevenir el VIH y las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Este viernes comienza el denominado ?Playazo?, evento anual en el que suelen convivir hasta 100 mil jóvenes y adolescentes de Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua.

Las autoridades sanitarias de Tamaulipas anunciaron que se distribuirán más de 30 mil condones masculinos en la playa Miramar, como una medida de prevención de embarazos no deseados e ITS, toda vez que según estimaciones oficiales esta problemática se dispara al concluir el ?Playazo?.

De acuerdo con la asociación civil Centro de Prevención y Apoyo en VIH (Cepavih), es común que las y los adolescentes tengan sexo sin protección durante los festejos de playa donde se reúnen alumnas y alumnos de secundarias, preparatorias y universidades del sureste del estado y entidades vecinas.

La integrante de Cepavih, Renata Martínez, dijo que esta situación se agrava aún más por el consumo desmedido de alcohol entre las y los asistentes.

Advirtió que hay organizaciones como la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) que cada año critican la entrega de preservativos, y tratan de boicotear las campañas de orientación sobre todo la de las y los activistas contra el VIH/Sida en el sur de la entidad.

RECHAZO CONSERVADOR

Este año, además de reprochar a las autoridades estatales la entrega de más de 30 mil condones durante el ?Playazo?, David Hernández Muñiz, vicepresidente de la UNPF, encabeza una contracampaña para que las y los jóvenes no utilicen los preservativos con el argumento de que son de ?origen chino y que no han pasado las pruebas de calidad?.

Hernández incluso ha señalado que la distribución de condones ?es un gran error, ya que es una insinuación e invitación a que los jóvenes tengan sexo? durante el ?Playazo?.

En respuesta, la integrante de Cepavih aclaró que es necesario ?abrir los ojos? y reconocer que en ese evento se está ignorando el peligro que corren las y los jóvenes al no protegerse, toda vez que las relaciones sexuales las tienen con o sin preservativos.

?Los preservativos son los que envía el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida (Censida) y han pasado las pruebas y estándares de calidad; es un grave error en este caso cegarse a la única manera de proteger en el momento a las jóvenes?, explicó Martínez.

?JÓVENES SIN CONTROL?

Mientras, la directora de Educación del municipio de Tampico ?conurbado a Ciudad Madero?, Ruth María de la Garza Saldívar, expresó que este 30 de marzo, cuando comienza el ?Playazo?, las y los adolescentes ?no se controlan? y afirmó que las estadísticas muestran que el número de embarazos en adolescentes aumentan después de este tipo de eventos.

Aunque no dio cifras precisas, dijo que aproximadamente una de cada 10 estudiantes está propensa a tener un embarazo no deseado ante la falta de protección. Por ello la funcionaria respaldó la entrega de preservativos en la playa.

?En el sector salud estamos extraordinariamente preocupados por este fenómeno; a pesar de estar trabajando y redoblando esfuerzos para evitar esos embarazos, éstos se siguen presentando?, lamentó.

Al respecto, esta reportera observó que en algunas jurisdicciones sanitarias del estado no hay condones, mientras que en otras se reparten masivamente pero sin una orientación eficaz.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en tan sólo un año la cifra de embarazos en adolescentes aumentó 15 por ciento en Tamaulipas.

En 2010 más de 14 mil adolescentes menores de 17 años estaban embarazadas, y en 2011 el número se disparó a más 16 mil, un incremento de más de dos mil embarazos en un año.

Además uno de cada cuatro embarazos registrados en 2011 corresponde a adolescentes de 12 a 17 años de edad, reportó el gobernador Egidio Torre Cantú en su Primer Informe de Gobierno.

En tanto, el director del Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención del VIH/Sida y de las Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS), con sede en Tampico, José Alfredo Hernández Villanueva, alertó que ?si las autoridades no ponen cuidado, el ?Playazo? puede ser un detonante del VIH?.

Explicó que esta semana personal de Salud acude a las escuelas para informar a las y los jóvenes de ?los riesgos de asistir? a esta clase de reuniones multitudinarias.

El ?Playazo? es un evento ya tradicional en el sur de Tamaulipas y el noreste de México. La cifra anual de visitantes a la playa Miramar el Viernes Santo es de entre 80 mil y 100 mil; más de la mitad son mujeres de entre 15 y 30 años de edad.