Noticias Destacadas

Carta al Presidente Sebastiàn Piñera

CAMPAÑA DE AMNISTÌA INTERNACIONAL ANTE LA GRAVE SITUACIÒN EN CHILE

Tras los graves episodios de violencia y represión en Chile, Amnistía Internacional envió una carta al presidente Sebastián Piñera para reiterar sus obligaciones de derechos humanos. Además, difundió un petitorio urgente para instar a las fuerzas de seguridad a cumplir estrictamente las normas internacionales sobre el uso de la fuerza.

Imagen :Diario Mòvil
Amnistía Internacional se encuentra monitoreando la actuación de las autoridades chilenas tras el decreto del estado de emergencia. A través de una carta abierta, la organización urge al gobierno a escuchar los reclamos de la población e implementar medidas concretas para atenderlos.
Como es sabido, unos días después de que se anunciara un incremento de los precios del transporte público, miles de personas se movilizaron para reclamar que se elimine ese incremento y que se aborden los problemas históricos que afectan a los derechos económicos, sociales y culturales en Chile.
Según la Intendencia de Santiago, 11 personas fallecieron en el contexto del estado de emergencia. De acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile (INDH), más de 1330 personas fueron detenidas -incluidos menores de edad- y 37 resultaron heridas por arma de fuego.
“En vez de equiparar las manifestaciones con un ‘estado de guerra’ y a quienes protestan con un enemigo del Estado, estigmatizando de forma generalizada a tales personas y allanando el camino para justificar abusos en su contra, el gobierno del presidente Piñera debería escucharlas y atender seriamente sus legítimos reclamos”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.
Acción urgente de firmas
Amnistía Internacional también lanzó una acción urgente, es decir un petitorio a través del cual insta al gobierno de Piñera a implementar medidas para abordar las demandas legítimas de quienes actualmente ejercen su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica.
A través del petitorio, también se le exige al Estado de Chile a dejar de desplegar al ejército para el control policial de las manifestaciones y a hacer que la policía cumpla estrictamente las normas internacionales sobre el uso de la fuerza, que establecen su intervención cuando ésta sea estrictamente necesaria y de manera proporcional al peligro que se intenta evitar.
La acción urgente es una estrategia de solidaridad impulsada por Amnistía Internacional por la cual miles de personas de todo el mundo se suman para exigir el respeto de los derechos humanos. Cuando Amnistía Internacional tiene noticia de que una o más personas se encuentran en extrema situación de riesgo, activa una red integrada por decenas de miles de personas que unen su capacidad de presión enviando cartas y mensajes de correo lo más rápidamente posible al país de que se trate.
 “Vemos con profunda preocupación la escalada de violencia en la región y en estos últimos días en Chile.  La represión y criminalización de las protestas lejos de brindar una solución, imprimen más violencia y socavan la posibilidad de que las personas expresen sus reclamos legítimos. Si bien las autoridades chilenas deben prevenir y evitar las acciones de violencia, de ninguna manera es pretexto para restringir los derechos a la libertad de expresión y protesta”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.
El Estado de Chile tiene la obligación de investigar de manera exhaustiva, pronta e imparcial todas las denuncias de uso excesivo de la fuerza, detenciones arbitrarias, tortura y malos tratos y otras alegaciones de violaciones de derechos humanos ocurridas en el contexto de las actuales protestas y el estado de emergencia, así como investigar las circunstancias y las responsabilidades de los casos donde personas han perdido la vida.