Dónde Está Santiago Maldonado?

Buscan saber si Noceti filtró información a la Gendarmería

Desde el Ministerio de Seguridad reconocieron que hubo un aviso pero señalaron que fue “para inmovilizar los vehículos y llevarlos al escuadrón desde donde estuvieran”.

Imagen : Nuestras Voces

La fiscal federal Silvina Ávila pidió registrar las llamadas entradas y salientes de los teléfonos de Pablo Noceti, jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich, para saber si el funcionario filtró información a Gendarmería Nacional, sospechada por la desaparición de Santiago Maldonado, y les advirtió de los peritajes que se realizarían sobre las camionetas que participaron de la represión del 1 de agosto. El juez de la causa, Gustavo Lleral, aún debe definir si le da lugar al pedido de la fiscal.

Según los peritajes de los teléfonos de los gendarmes, hubo al menos tres avisos de Noceti sobre el peritaje de las camionetas. Uno de ellos consta en el celular del comandante Fabián Méndez, jefe del escuadrón de El Bolsón. Allí se encontró un croquis del Centro de Reunión de Información (CRI) (una mensajería interna de la fuerza) en el que se afirmaba que el 3 de agosto, a dos días de la desaparición de Santiago, se recibió una llamada del funcionario de Seguridad. Allí se afirmó que “se recepcionó llamado telefónico del ministro de seguridad Pablo Noceti (sic) que se libraría oficio judicial a los efectos de realizar pericias a los vehículos utilizados en el operativo”.

En el expediente judicial del habeas corpus también consta otra comunicación de Noceti a los escuadrones de El Bolsón y Esquel. “El día de mañana, 6 de agosto, a partir de las 8, la División Criminalística de la Policía Federal Argentina (PFA) concurrirá para hacer los peritajes ordenados sobre los móviles”, dice una de las fojas.

Por último, los peritajes arrojaron un tercer aviso. En este caso, un mensaje de voz de Whatsapp encontrado en el celular de uno de los gendarmes. “Ahí dice que saquen los vehículos” dice el audio recibido el 4 de agosto, dos días antes de que se hiciera presente la Policía Científica.