Noticias Destacadas

Chaco

BRUTALIDAD POLICIAL CONTRA FAMILIA QOM: AMNISTÍA INTERNACIONAL EXIGE UNA INVESTIGACIÓN EXHAUSTIVA

Golpes, maltratos, brutalidad policial son escenas de violencia explícita que exponen los nuevos videos que se dieron a conocer sobre la noche en que cuatro jóvenes de la comunidad qom fueron detenidos por la policía provincial. Las imágenes fueron captadas por las cámaras de seguridad dentro de la Comisaría de Fontana, Chaco.

Imagen : La Izquierda Diario
Los videos aportan nuevas pruebas tanto sobre los hechos como los agentes involucrados. Amnistía Internacional refuerza su reclamo para que se garantice una investigación urgente, efectiva e imparcial por los hechos de violencia y abuso de la fuerza ocurridos contra los jóvenes de la comunidad qom. Es urgente que  se determinen las responsabilidades de todos los agentes intervinientes.
En una entrevista con Amnistía Internacional, Johana Saravia, mamá de Alejandro y tía de dos de los otros jóvenes , dijo: “Es muy difícil ver los videos y la violencia contra mi familia. Vivimos con mucho miedo desde ese día que los llevaron. Queremos que se investigue a fondo y que todos los policías que intervinieron sean llevados a la justicia, tanto por lo que ocurrió fuera como dentro de la comisaría. Queremos una investigación que nos dé justicia, queremos vivir en paz”.
Amnistía Internacional está siguiendo de cerca el proceso judicial para contribuir a que se lleve a cabo una investigación imparcial que garantice el acceso a la justicia y la reparación a las víctimas.
LOS HECHOS
La madrugada del domingo 31 de mayo, un grupo de agentes de las fuerzas de seguridad de la provincia de Chaco ingresó con violencia y sin orden de allanamiento a tres domicilios en el Barrio Banderas Argentinas en Fontana.
De la causa surge que efectivos ingresaron violentamente a las casas –tal como puede verse en una de las imágenes difundidas– y que se llevaron detenidos a Alejandro Saravia, Daiana Celeste Fernández (de 16 años), Cristian Fernández y Rebeca Garay mediante forcejeos, empujones, amenazas, patadas y golpes con armas de fuego, mientras los insultaban y hacían referencia a su pertenencia indígena.
Los jóvenes fueron trasladados a la Comisaría Tercera de esa localidad, sobre la que hoy pesan denuncias de amenazas de muerte y malos tratos, torturas, e incluso una de las detenidas denunció abuso sexual por parte de los agentes policiales.
“Es necesario que se avance de manera eficaz en una investigación exhaustiva para desterrar la institucionalización del abuso de la fuerza y la violencia y, generar instancias para construir mayores niveles de confianza sobre las fuerzas de seguridad. Un mensaje de impunidad es intolerable”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.
INVESTIGACIÓN JUDICIAL
El  8 de julio, la jueza de garantías nro. 3 resolvió otorgar la libertad a los cuatro agentes imputados y el cambio parcial de la carátula como “allanamiento ilegal en concurso real con vejaciones”.
Los videos fueron presentados en la investigación judicial. La familia de las víctimas y las querellas (la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros, y Comité de Prevención de la Tortura de Chaco) solicitaron desde hace semanas un cambio de carátula en atención a la integralidad de los hechos que se denunciaron: torturas, torturas bajo modalidad de tortura sexual, privación ilegítima de la libertad, amenazas y que se investigue a todos los otros posibles agentes involucrados a partir de las nuevas evidencias.
Por otro lado, en la última semana hubo un cambio en la titularidad de la Defensoría Oficial Nº14, con la incoproración de Martha Karina Paz. Es indispensable que estas modificaciones no redunden en demoras en la investigación de la causa.