Noticias Destacadas

BEIJING+15. Igualdad de género: De las palabras a los hechos

En el mes dedicado a la sensibilización sobre la violencia contra mujeres y niñas, FEIM, laFundación para Estudio e Investigación de la Mujer, realizará una serie de actividades para visibilizar este problema que afecta cada día a más mujeres. El objetivo es informar acerca de la importancia de este problema y reclamar la plena aplicación de la ley 26.485 con la puesta en marcha de políticas públicas para la prevención, la atención a las víctimas y la erradicación de toda forma de violencia contra las mujeres, basada en la desigualdad entre hombres y mujeres.

Falta de articulación y de coordinación, superposición de programas gubernamentales para enfrentar la violencia hacia las mujeres, y escaso presupuesto del Consejo Nacional de las Mujeres -organismo responsable de la implementación de la ley- son las principales conclusiones que plasmaron un grupo de 18 organizaciones de mujeres, coordinadas por FEIM, en el informe ?Beijing+15. Igualdad de género: de las palabras a los hechos?. La publicación señala concretamente ?la falta de decisión política para priorizar estas políticas por parte del gobierno nacional?.

Este informe será presentado el miércoles 21 de noviembre en una reunión que organiza la Comisión de Equidad de Género de la Cancillería Argentina, y en la que expondrán Mabel Bianco (FEIM); Mariana Romero, (CEDES); Monique Altschul, (MEI); y Margarita Nicoliche(CESPPEDH).

El trabajo evalúa avances y obstáculos en el cumplimiento de las metas de la Plataforma de Acción en Argentina, acordada en la 4ª Conferencia Internacional de la Mujer, en Beijing. El análisis abarca las áreas de violencia, salud y participación política, y fue elaborado con el apoyo de ONUMujeres. En los tres aspectos estudiados, el informe reconoce un importante avance en la legislación adoptada en Argentina respecto a la igualdad de mujeres y hombres, pero advierte las dificultades para su adecuada implementación. Otro problema grave que se registra es la falta de información estadística confiable y específica desagregada por sexo que permita conocer la situación para diseñar políticas públicas y evaluar avances, dificultades y retrocesos.

En la articulación de la violencia contra las mujeres y el área de salud, el informe advierte que la violencia de género en todas sus formas aumenta la vulnerabilidad al VIH, y a su vez el VIH/sida es un factor de riesgo para que las mujeres sufran violencia.

La epidemia del VIH/sida es cada vez más femenina, la relación hombre/mujeres con sida pasó de 84,1 hombres por cada mujer en 1984 a 2 hombres por cada mujer en el 2010. Si se consideran las personas infectadas o que viven con el VIH, aumenta la cantidad de mujeres en el grupo de 15 a 24 años, el único en que las mujeres predominan respecto a los varones infectados, 9 hombres por cada 10 mujeres, diferencia que aumenta entre los de 15 a 19 años: 0,8:1, o sea 8 hombres por cada 10 mujeres. Estos datos dan cuenta de la feminización del VIH en el país.

?Es necesario que los gobiernos definan y adopten estrategias para enfrentar la violencia que padecen las mujeres que viven con el VIH/sida, ya sea como causa o efecto. Esto debe incluir el tratamiento integral de la violencia, o sea, no sólo los aspectos médicos biológicos, sino también los psicológicos, sociales, legales y económicos, para superar el ciclo de la violencia?, dice el trabajo de las ong.