Noticias Destacadas

Auditoría a la democracia

Bachelet asegura que informe del PNUD constata desigualdad en Chile

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, quien este viernes recibió un informe del PNUD donde se detallan los avances y debilidades del sistema democrático en Chile, dijo que este da cuenta de la desigualdad socioeconómica, de género y cultural que se vive en el país.Michelle-Bachelet

“Este estudio constata una realidad que tenemos que tomar conciencia: en Chile existe la desigualdad socioeconómica, cultural, geográfica y de género, por orientación sexual”, señaló.

“Pero, además, nos está diciendo la desigualdad en el ejercicio de los derechos cívicos, en la representación ciudadana, en la ocupación de espacios de poder y también en el acceso a la información pública”, enfatizó.

Reconoció que los avances que el informe detectó “no han sido suficientes para poder llenar estos vacíos que nuestra democracia tiene”, aunque advirtió que “Chile está cambiando y está creando las condiciones” para enfrentar esos desafíos.

El estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), denominado “Auditoría a la democracia: más y mejor democracia para un Chile inclusivo”, destacó los pasos que ha dado este país para mejorar su democracia, pero también hizo hincapié en el déficit de confianza que existe hacia la política y sus instituciones, provocado por el actual sistema electoral.

De hecho, el informe señala que la confianza de los chilenos en el Congreso y los partidos políticos experimentó “una de las bajas más drásticas en los niveles de confianza en estas instituciones en América Latina” en las últimas dos décadas.

En este sentido, la presidenta Bachelet resaltó la importancia de que el Congreso Nacional saque adelante el proyecto de ley de reforma al sistema electoral binominal y la necesidad de impulsar una nueva constitución en el país.

“Creo que la ciudadanía no es indiferente a la política, creo que lo que quiere es buena política”, dijo.

“Y para mejorar la calidad de nuestra democracia, necesitamos un Congreso que sea capaz de reflejar equitativamente la diversidad que vivimos, en donde los ciudadanos puedan recuperar la decisión respecto de quienes son sus representantes”, añadió.

El modelo binominal chileno es herencia de la Constitución de 1980 que impuso el dictador Augusto Pinochet y que, a pesar de haber sido reformada en varias ocasiones, aún conserva aspectos autoritarios, como un sistema electoral que ha excluido del Parlamento a partidos minoritarios.

Ello se debe a que actualmente se elige a dos representantes por cada distrito o circunscripción. Para que una lista obtenga los dos escaños, debe sumar más del 66 % de los votos, sin embargo, con sólo un 33 %, la segunda lista más votada consigue la misma representación que la primera.

El PNUD resaltó también los avances que Chile logró a partir de 1990, con el retorno a la democracia, como “los procesos electorales libres y justos” pero también enfatiza las grandes desigualdades que viven importantes sectores de su sociedad, como las mujeres, los pueblos indígenas y el mundo de la diversidad sexual.

En esta línea, Bachelet subrayó que en Chile las mujeres sí ejercen su derecho a elegir “de hecho van a votar bastante”, pero reconoció que no ejercen plenamente su derecho a ser electas y que sólo representan el 15 % de los escaños en el Congreso.

“Y probablemente, más de algún documento por ahí debe decir: las minorías en Chile, las mujeres, los niños, los ancianos y los indígenas. Y no somos minoría, somos mayoría”, apostilló.

El informe fue entregado a la presidenta por el representante del programa de gobernabilidad del PNUD, Antonio Molpeceres y la oficial de dicha área, Marcela Ríos.

Imagen : www.noticiassin.com