Noticias Destacadas

Avanza en el Senado la creación del Registro de Violadores

Con dictamen favorable de las comisiones de Seguridad Interior, Justicia y Asuntos Penales, y Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, la iniciativa para crear un Registro Nacional de Identificación Genética de Abusadores Sexuales avanza a paso firme en el Senado Nacional. Acerca de ello, la legisladora por Salta, Sonia Escudero, quien es titular de la Comisión de Seguridad, ratificó la necesidad de que exista una norma de rango nacional que tenga carácter obligatorio para los magistrados del país, más allá de las provincias que como Mendoza, Córdoba o Buenos Aires, ya cuentan con el mismo, mencionando también que dicho organismo funcionará en el ámbito del Poder Judicial, siendo su ?acceso reservado para jueces y miembros del Ministerio Público, en el marco de una investigación judicial?, de modo que deberá garantizarse la inviolabilidad de los archivos de información genética y de las muestras obtenidas.

La senadora mencionó también que dentro de la Cámara Baja se estudia el tema, y que el proyecto conformado en base a trabajos de distintos senadores como Haidé Giri de Córdoba, Adriana Bortolozzi de Formosa, Liliana Fellner Jujuy, y Adolfo Rodríguez Saá de San Luis, busca ser ?una medida de seguridad ?al ayudar durante la investigación criminal? como también una sanción, conformándose como una ?medida accesoria de la pena?.

En líneas generales, el proyecto apunta a ?facilitar el esclarecimiento de los hechos que sean objeto de una investigación judicial en materia penal vinculada a delitos contra la integridad sexual, con el fin de proceder a la individualización de las personas responsables?, a través del almacenamiento y la sistematización de ?la información genética asociada a una muestra o evidencia biológica que hubiere sido obtenida en el curso de una investigación criminal y de toda persona condenada con sentencia firme? por delitos sexuales. Asimismo, el registro se constituirá con una sección destinada a personas condenadas y otra adonde se inserten los datos genéticos de autores no individualizados, en la que constará la información genética identificada en las víctimas.

Se conoce también que la información genética sustraída tanto de condenados como de abusadores no identificados serán dados de baja después de que hayan transcurrido cien años desde la iniciación de la causa. Se encuentra prevista además la prohibición de la utilización de las muestras de ADN para cualquier otro fin.

FOTO: orbita.starmedia.com