Noticias Destacadas

Buenos Aires

Atacan la casa de una profesora de historia acusada de integrar un red de pornografía infantil en Ensenada

Desconocidos arrojaron piedras al frente del chalet donde vivía la profesora de historia acusada de integrar una red que difundía pornografía infantil por internet, en la ciudad bonaerense de Ensenada, por lo que se asignó custodia policial a la vivienda, informó una fuente policial.No-a-la-pornografia-infantil-650x3971-1

Se trata de una casa ubicada en las calles Almirante Brown y 98, de Ensenada, donde la mujer, de 53 años, docente de la escuela media número 2 de ese distrito, vivía junto a su esposo, un hombre de 71 años, también detenido.

La pareja está acusada de tráfico de pornografía infantil, delito que es excarcelable pero la justicia no otorgó ese beneficio por considerar que podían fugarse ya que en poder del matrimonio se encontraron unos pasajes a Venecia, Italia.

En las últimas horas, desconocidos arrojaron piedras al frente del chalet y ante la posibilidad que estos hechos se repitan y agraven se dispuso una custodia policial frente a la casa.

La mujer y su marido fueron detenidos el 7 de julio último y en su casa la policía secuestró tres notebooks, un Ipad, 150 CDs y DVDs, tres discos externos, dos computadoras de escritorio, dos vibradores, gel íntimo, una bolsa con juguetes sexuales y material gráfico con contenido erótico, según precisó una fuente judicial.

La investigación se inició en 2014 cuando la fundación estadounidense The National Center for Missing & Exploited Children detectó un intercambio de fotos pornográficas que involucraba a menores de edad desde las ciudades de San Isidro y Ensenada.

Tras dar intervención a la fiscalía penal platense, Fernando Cartasegna pidió la colaboración al área CiberCrimen de la policía bonaerense, que corroboró la ubicación de las IP (lo que permite localizar la ubicación física de la computadora) que aparecían involucradas en este delito.

Según la investigación, la docente chateaba con dos hombres domiciliados en San Isidro e intercambiaba material pornográfico sobre menores de edad de entre 2 y 15 años.

Los investigadores tratan de determinar ahora si además de enviar las imágenes de contenido sexual de un menor a la red, la pareja también producía esos contenidos, ya que se halló una foto donde se ve a una mujer desnuda en una cama con un niño de 3 años, en posiciones sexuales, y los rostros pixelados.

Una fuente de la investigación precisó que la foto “no es de la calidad de la que se acostumbra a ver en las redes por lo que puede ser de producción casera, aunque no necesariamente hecha por los imputados”.

El fiscal Cartasegna sostuvo que detrás de cada foto donde se ve a un niño en posturas o juegos sexuales “hay un abuso” por lo que reclamó que se modifique el Código Penal para elevar las penas para quienes tienen este tipo de imágenes en sus computadoras, aunque no las difundan.

La pareja quedó procesada por el delito previsto en el artículo 125 del Código Penal, que fija prisión de seis meses a cuatro años a quien “produjere, financiare, ofreciere, comerciare, publicare, facilitare, divulgare o distribuyere, por cualquier medio, toda representación de un menor de dieciocho años dedicado a actividades sexuales”.

 

Imagen La Otra Voz