Noticias Destacadas

La Pampa

Asociación AKUN repudia declaraciones del viceintendente de Santa Rosa

En un comunicado que lleva la firma de su presidenta Mónica Molina y Élida Deanna, la Asociación AKUN de la Provincia de La Pampa hizo público su repudio ante declaraciones del viceintendente de la ciudad de Santa Rosa en relación a  la situación de prostitución a la que se ven sometidas muchas niñas y mujeres en esa provincia y el país.Logo AKUN

La Asociación AKUN repudia por ofensivas, discriminatorias y estigmatizantes las expresiones del vice intendente de la ciudad de Santa Rosa, Angel Ceferino Baraybar respecto a la situación de prostitución que somete a mujeres, niñas y adolescentes en la ciudad de Santa Rosa.

Que en la sociedad existan prácticas prostibularias no implica que un funcionario público del carácter del vice intendente, que ostenta el cargo en la línea sucesoria directa del Intendente municipal, reproduzca de manera irresponsable conceptos referidos a mujeres que son prostituídas. Mucho menos, cuando se trata de mujeres que padecen situaciones de altísima vulnerabilidad,  producto de la desigualdad de género ocasionada por la ausencia o deficiencia de políticas públicas con perspectiva de género.

La prostitución no es una enfermedad, tampoco el “oficio” más antiguo, sino la violencia más antigua que hay contra las mujeres.

Vemos con preocupación que desde la responsabilidad institucional que le cabe como funcionario público electo, en lugar de ser activo promotor de acciones tendientes a resolver de manera urgente esta problemática, se encarga de reproducir estereotipos prostibularios propios de quienes tuvieron una conducta prostituyente.

La palabra del funcionario público nos advierte de su falta de comprensión acerca de  una situación de flagrante sometimiento que afecta la vida de las mujeres, sin reparar en las implicancias físicas, psíquicas, de posibilidades de desarrollo de la condición de sujeta de derechos de quienes se encuentran inmersas coercitivamente en el sórdido mundo de la prostitución. Omite la responsabilidad que tienen muchos varones cuando deciden pagar por sexo y, en consecuencia, ser cómplices de sostener prácticas que son violatorias de los derechos humanos.  Además, nos advierte que es parte de una clase de dirigentes, varones en su mayoría, que en uso del poder en el Estado por acción u omisión reproducen estereotipos de género que tanto han cercenado el ejercicio pleno de los legítimos Derechos de las mujeres.

 

Imagen : Logo Asociación AKUN