Argentina pionera en el reconocimiento de la copaternidad

El 31 de agosto, la justicia argentina se puso a la vanguardia en el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTTI, al reconocer la copaternidad e inscribir en el Registro Civil a un bebé nacido en India como hijo de dos hombres, siendo así pionero en el mundo.

Tobías, el hijo de Alejandro Glinblat y Carlos Dermgerd, nació en India mediante la subrogación de un vientre y fue inscripto en la fecha mencionada en la Capital Federal.

Es la primera vez que un matrimonio igualitario inscribió a su hijo como propio, teniendo como precedente un hecho ocurrido en Sidney, por parte de esa ciudad, según refirió Esteban Paulón, secretario general de la Federación Argentina de Gays, Lesbianas y Transexuales, quedando inaugurada así una nueva fuente de filiación para el derecho argentino.

Hasta ahora, las fuentes de filiación eran biológica o adoptiva y con Tobías se abrió la posibilidad que proviene de la voluntad procreacional, que es novedosa y que se incorporará probablemente en la reforma del Código Civil que va a discutirse en el Congreso.

En este sentido, Esteban Paulón, comentó que se recurrió a la Justicia, “en el que una jueza en la Ciudad de Buenos Aires reconoció que hay un derecho constitucional a formar familia y que en el caso de las personas del mismo sexo y que en cuanto tales había una incostitucionalidad del Código Civil en este caso. Se logró un acuerdo además con el gobieno de la Ciudad, para que esto no se apele y se trabajó con la cancillería porque Tobías nació en India”.

Del mismo modo, recordó que con anterioridad se lograron las primeras inscripciones igualitarias de hijas que nacían de lesbianas por iseminación artificial, también en el reconocimiento de los hij@s de las parejas antes de la ley de matrimonio.

“Nos está faltando la pata de los varones gays para que se garantice la igualdad de todos los tipos de familias desde la diversidad”, aseguró Paulón, señalando que el debate de las gestación por sustitución tiene distintas aristas y que por ello es necesario su regulación para garantizar los derechos de l@s niñ@s nacid@s por esta vía.

FOTO: vanguardia.com.mx