Informe de la OMS

Argentina es el segundo país de América Latina con más consumo de alcohol

Se ubica detrás de Chile. Se trata de una práctica que puede no sólo conducir a la dependencia sino que también aumenta el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).alcohol.jpg

 El Informe Mundial 2014 sobre la situación de la salud y el alcohol presenta perfiles de 194 Estados Miembros de la OMS por consumo de alcohol, el impacto en salud pública y las respuestas en políticas.

“Aún se necesita hacer más para proteger a las poblaciones de las consecuencias negativas sobre la salud del consumo de alcohol”, afirmó Oleg Chestnov, Sub Director General para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OMS.

La región de las Américas tiene el segundo consumo más alto per cápita de alcohol, después de Europa; y la segunda tasa más alta de consumo episódico de alcohol, también asociado con efectos nocivos para la salud.

En este sentido, el informe precisa que los países con las tasas más altas en las Américas son Granada (12,5 litros), Saint Lucia (10,4), Canadá (10,2), Chile (9,6), Argentina (9,3), y Estados Unidos (9,2).

El ránking en América Latina lo lidera Chile, donde existe un consumo anual per cápita de 9,6 litros de alcohol, seguido por Argentina con 9,3 litros. Según el informe, las argentinas consumen 5,2 litros y los argentinos 13,6.

Aún se necesita hacer más para proteger a las poblaciones de las consecuencias negativas sobre la salud del consumo de alcohol Oleg Chestnov, subdirector general para enfermedades no transmisibles y salud mental de la OMS

La tercera posición la ocupa Venezuela, con 8,9 litros; seguida por Paraguay (8,8 litros); Brasil (8,7); Perú (8,1); Panamá (8); Uruguay (7,6); Ecuador (7,2); México (7,2); República Dominicana (6,9); Colombia (6,2); Bolivia (5,9); Costa Rica (5,4); Cuba (5,2); Nicaragua (5); Honduras (4); Guatemala (3,8) y El Salvador (3,2).

Con respecto al tipo de alcohol consumido en América Latina, la cerveza es la bebida que más se ingiere (53%); seguida por el vodka y el whisky (32,6%), y un 11,7 por ciento de vino, especialmente en Argentina y Chile.

En promedio, en el mundo cada persona de 15 años o mayor bebe anualmente cerca de 6,2 litros de alcohol. Pero menos de la mitad de la población (38,3) bebe, lo cual implica que aquellos que toman en promedio consumen 17 litros.

El informe también señala que un mayor porcentaje de hombres muere por causas relacionadas con el alcohol -7,6 por ciento de los hombres y 4 por ciento de las mujeres-, aunque hay evidencia de que ellas pueden ser más vulnerables a sus efectos.

La OMS informó que más de 3,3 millones de personas murieron en el mundo en 2012 por causas relacionadas con el alcohol, lo que representa el 6% de todas las muertes en el mundo.

El texto indica que el consumo excesivo no sólo lleva a una nociva dependencia, y a un aumento de la violencia, sino que está relacionado con el riesgo de desarrollar más de 200 enfermedades, incluidas la cirrosis y algunos tipos de cáncer.

Además, el informe destaca que el consumo excesivo hace que las personas que abusan sean más susceptibles de desarrollar enfermedades infecciosas como la tuberculosis y la neumonía.

“Encontramos que en todo el mundo alrededor del 16% de los bebedores tienen un fuerte consumo episódico de alcohol, que es el más perjudicial para la salud”, explicó Shekhar Saxena, director de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, que precisó que esta práctica se da cuando una persona toma seis bebidas estándar en una sola ocasión, una vez por mes o más.

Según el informe, el 22% de bebedores en las Américas tiene consumos episódicos, una cifra más alta que la media mundial, y apenas un 18,9% son abstemios, un número muy bajo si se tiene en cuenta que globalmente el 48% de las personas nunca tomó.

El consumo de alcohol entre los adolescentes es muy alto en la región de las Américas con un 53% de chicos de 15 a 19 años que admiten beber, mientras que en Europa la cifra trepa a 70%. Este continente es la región del mundo donde más se bebe alcohol, un promedio de 10,9 litros, especialmente en los países del Este.

En tanto, los países de las Américas con el consumo más bajo son El Salvador (3,2 litros por año), Guatemala (3,8), Honduras (4), Jamaica (4,9), Nicaragua (5) y Cuba (5,2).

“Los productores de bebidas alcohólicas están ejerciendo una creciente influencia en las políticas públicas en nuestra región, a través del patrocinio de la industria de la investigación, o en el desarrollo de políticas”, denunció Maristela Monteiro, asesora de la OPS en abuso de alcohol y sustancias.

Para la experta, esta situación “está demorando la adopción de las medidas más costo-efectivas. Como defensores de la salud pública, necesitamos redoblar nuestros esfuerzos en revertir el impacto del uso nocivo del alcohol”, concluyó.

Imagen : runrun.es / Télam