Noticias Destacadas

Argentina es el primer país de Latinoamérica en legislar a favor del matrimonio igualitario

Argentina se convirtió en el primer país de América Latina y el décimo a nivel mundial después de Holanda, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal e Islandia, en posibilitar a través de la reforma del Código Civil, el matrimonio entre personas del mismo sexo, garantizando de este modo la igualdad ante la ley que refiere el artículo 16 de la Constitución Nacional.

Con discursos desde los sectores opositores que se negaban a llamar de igual modo a lo que consideran “distinto” y la movilización de las distintas iglesias que profesan sus cultos en el país, la decisión de 33 senadoras/es a favor, 27 en contra y 3 abstenciones, terminó reivindicando el derecho de las minorías, después de casi 15 horas de debate en la Cámara Alta Nacional.

En Salta, la presidenta de ALUDIS, Gabriela Veleizán, se mostró satisfecha con el logro obtenido en el Parlamento, destacando que la lucha sigue para transformar la mirada social sobre la homosexualidad. Por su parte, Rodrigo Liendro, también integrante de la misma Asociación manifestó que hay muchas otras cuestiones pendientes como la ley de identidad de género.

Desde el Partido Obrero, a nivel local, calificaron la aprobación del matrimonio igualitario como “una incuestionable victoria de los derechos democráticos, contra el clero y contra la reacción política”.

En este mismo terreno, el jefe de la bancada oficialista Miguel Pichetto, destacó una vez concluida la votación que este era “un día histórico”, considerando que por primera vez en la Argentina “se legisla para las minorías”.

El radical Gerardo Morales, también respaldó la iniciativa, señalando que deben adaptarse las normas “a nuevos modelos de vínculos familiares”.

Debe recordarse asimismo, que para poder contraer matrimonio las parejas del mismo sexo que hasta la fecha lo habían logrado en Argentina, no sólo habían tenido que recurrir a la Justicia para que otr@s decidan sobre sus vidas, sino que aquell@s que podían hacerlo debían contar con los medios económicos para afrontar el proceso legal.

También debe señalarse, que en América Latina, sólo se reconocían uniones civiles entre personas del mismo sexo en Uruguay y Colombia, y la boda gay en Ciudad de México, mientras la nueva legislación contempla reformar el Código Civil modificando la fórmula de “marido y mujer” por el término “contrayentes”, junto a los mismos derechos de las parejas heterosexuales, incluyendo los de adopción, herencia y beneficios sociales.

La discusión que no sólo se extendió a nivel país hizo que artistas internacionales como el cineasta Pedro Almodovar emitiera su opinión a favor de una sociedad más justa y desnudó la intolerancia de la cúpula eclesial argentina con declaraciones como las del cardenal Bergoglio y su teoría del “grave retroceso antropológico”.

IMAGEN: letrasobscuras…