Opinión

Argentina cuenta la violencia machista

El pasado 3 de Junio se realizó la segunda marcha #NiUnaMenos, a un mes de esta convocatoria, opinó para Télam Martín Romeo, el ideólogo de la realización del 1º Índice Nacional de Violencia Machista.indice violencia

Recientemente se difundieron datos de los femicidios ocurridos durante 2015 según el Registro elaborado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, el único estudio oficial con que cuenta la Argentina. Los femicidios aumentaron entre 2014 y 2015 en 10 casos.

El estudio basado en información que brindan los Poderes Judiciales de cada Provincia registró 235 femicidios en 2015. Es la primera vez que los datos pueden compararse y ver su evolución porque no existe memoria estadística previa a 2014.

De acuerdo con el relevamiento, las provincias de Catamarca, Chubut, Río Negro y San Juan no registraron casos de femicidios en 2015: reportaron “cero” víctimas. Esta supuesta ausencia de casos, genera un indisimulable “ruido” ya que discrepa con los casos divulgados por los medios de comunicación provinciales y hasta por el informe de femicidios elaborado por la ONG La Casa del Encuentro que registró en cada una de esas provincias entre 1 y 3 casos en 2015.

Argentina vive una situación de indigencia de datos respecto al problema de la violencia machista.

El pasado 3 de junio, al conmemorarse un año de la primera marcha multitudinaria y federal con la consigna #NiUnaMenos, se lanzó una encuesta online en www.contalaviolenciamachista.com para confeccionar el 1º índice nacional de violencia machista.

El propósito de este ambicioso proyecto es contribuir a una mayor visibilidad y concientización respecto de un problema del que todas y todos intuimos su gravedad pero desconocemos su alcance, magnitud y profundidad, además de proponer un abordaje desde una mirada multidimensional.

El proceso de la violencia machista es un recorrido largo que, en su punto más trágico, termina en la muerte de una mujer. Si pensáramos este proceso como el recorrido de un tren, los femicidios son la estación final (dramática e irreparable) de esa ruta que atraviesa muchas estaciones, apiladas como capas de una cebolla. Muchas de estas situaciones se naturalizan y se silencian.

Como expresó una mujer que respondió la encuesta en los primeros días: “Entré pensando que contestaría a todo que no y me sorprendí a mí misma”.

La encuesta aborda el problema de la violencia machista desde diferentes aristas: social (pública y privada), psicológica (control, aislamiento, desvalorización, amenazas, abusos emocionales, maltrato ambiental); económica, física, sexual, reproductiva, filiar, obstétrica.

El cuestionario pregunta sobre sentimientos, temores y comportamientos resultantes de esas violencias: el estigma y la discriminación. Se busca describir la forma en que se actuó frente a las situaciones planteadas y la exteriorización de las vivencias.

La encuesta es anónima, autoadministrada y puede contestarse hasta el 3 de septiembre. El formulario permite responder en diferentes momentos recuperando lo ya respondido. De hecho, en las pruebas preliminares, las mujeres hablaron de “una revolución de sentimientos al responder”, y de la necesidad de “hacer varias pausas mientras la completaba porque no me la bancaba”.

En el cuestionario se encuentran preguntas como:

¿Alguna vez te dijeron en público una grosería?

¿Alguna vez un desconocido te mostró imprevistamente sus genitales en un espacio público (calle, plaza, transporte)?
¿Alguna vez tuviste miedo de ser violada?

¿Alguna vez te descalificaron en privado por alguna acción u opinión tuya diciendo “y qué se puede esperar, si sos mujer…”?

¿Alguna vez un conocido de tu entorno (compañero de trabajo, de estudios, vecino, familiar, etc.) te mostró imprevistamente sus genitales?

Alguna vez tu pareja: ¿se mostró celosa de las personas que te rodean?, ¿influyó sobre tu vestimenta prohibiendo que usaras alguna prenda en particular?, ¿te descalificó en público?, ¿amenazó con lastimarte?, ¿rompió algún objeto en el marco de una discusión con vos?, ¿amenazó con hacerles daño a alguno/s de tus seres queridos?, ¿te insultó porque te negaste a tener relaciones sexuales?, ¿te impidió usar tu dinero?, ¿te obligó a interrumpir un embarazo?, ¿amenazó con hacerles daño a tus hijos?

A un mes de su lanzamiento, la página web ya recibió 114.500 visitas y se recolectaron 40.000 encuestas con respuestas de mujeres y trans de todas las provincias, edades y niveles educativos. El horario de mayor cantidad de respuestas es a las 12 de la noche: un dato significativo que supone la necesidad de tener un momento de privacidad a la hora de abordar el cuestionario.
La única forma de empezar a desnaturalizar la violencia es contándola. Contemos la violencia machista.

 

Imagen : lamañana