Noticias Destacadas

Santa Fé

Archivan denuncia por abuso contra profesores de la escuela Sara Faisal

El resultado del cotejo de ADN determinó que el padre del niño que dio a luz una estudiante discapacitada de dicho establecimiento es su hermano menor. fiscal

“El resultado es contundente”, afirmó la fiscal Milagros Parodi, quien este miércoles fue notificada delcotejo de ADN sobre un caso de abuso sexual por el cual fueron injustamente involucrados dos profesores de la escuela especial Sara Faisal. La prueba científica arrojó que el padre del niño que nació el 29 de marzo, fruto del abuso, no pertenece al staff de personal de la institución educativa, sino que se encuentra en el seno familiar de la propia víctima.
“Me enteré el miércoles y ese mismo día me comuniqué con la directora de Promoción de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, Alejandra Kosak ,y la anoticié de los resultados porque en 2014 -cuando se produjo el abuso- el chico tenía 15 años; después me contacté con la jueza de Menores, la Dra. Susana Luna; y el mismo día archivé las actuaciones con relación a los dos profesores” de la Sara Faisal, pormenorizó la fiscal.
Así fue que en las últimas 48 horas se cerró una investigación que comenzó el 10 de diciembre de 2014, con la denuncia penal de una madre, que acusó a dos profesores de la escuela por el abuso sexual y embarazo de cinco meses que cursaba su hija, una joven estudiante con retraso madurativo.
ADN negativos
Los involucrados se prestaron voluntariamente a la extracción de sangre, lo mismo que el padre y un hermano mayor de la joven. Las muestras se extrajeron en febrero y los resultados de ADN, que estuvieron listos para el 13 de julio, arrojaron resultado negativo para los cuatro mayores.
Asimismo, las actuaciones no fueron archivadas en ese momento, porque una nueva denuncia de la madre de la víctima señalaba como autor del abuso a un compañero de clases y colocaba al personal docente en el lugar de facilitadores.
“En una segunda etapa de la investigación, los testimonios de la familia indicaban que ellos (los profesores) había colaborado y que el abusador era un alumno”, recordó Parodi, que mientras tanto había logrado la autorización para realizar la extracción de sangre de un hermano menor, actualmente de 16 años, que finalmente se logró el 26 de junio, fecha en que la muestra fue remitida al Instituto Médico Legal de Rosario.
Otras medidas
Mientras tanto, la fiscalía insistía con la realización de la Cámara Gesell para la joven víctima, prueba a la que oportunamente se opuso el Centro de Asistencia Judicial que se constituyó en querellante el 21 de septiembre.
Asimismo, el MPA contó con la colaboración del Programa Nacional de Asistencia para las Personas con Discapacidad en sus Relaciones con la Administración de Justicia (Adajus), del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, no obstante aclararon que no realizaban las pericias requeridas. Entonces, comenzaron a designar peritos oficiales, que en dos oportunidades renunciaron al cargo antes de tomar contacto con el caso, lo que seguía dilatando los plazos.
Finalmente “el miércoles llamé al Instituto Médico Legal de Rosario donde me anotician por teléfono el positivo, que luego me remitieron por mail” y en la que “la conclusión dice que la probabilidad de paternidad es de 99,999%” en relación con el hermano, cuya identidad se reserva.
“No sabían”
Ayer a las 14.30, personal de la Subsecretaría de la Niñez se entrevistó con la familia de la joven abusada. En una habitación estaba el hermano asistido por profesionales y en otra los padres. Ahí mismo, le comunican la novedad, lo cual generó una situación traumática, porque la madre sufrió una descompensación que fue rápidamente resuelta con apoyo médico.
“A mí, me dio toda la sensación de que no sabían, estaban muy shockeados”, sostuvo la fiscal Parodi, que participó del encuentro.
Como medida inmediata, la Subsecretaría de la Niñez puso a resguardo al joven de 16 años, que actualmente se encuentra bajo su custodia. Sin embargo, ayer por la tarde otra hermana radicó una denuncia en la comisaría 2ª contra el personal de la Subsecretaría de la Niñez por el ocultamiento del joven cuyo lugar de alojamiento se desconoce.
Cronología del caso
10 de diciembre de 2014: la madre de la adolescente abusada radica denuncia penal contra dos profesores.
9 de enero de 2015: la fiscal Milagros Parodi ordenó los exámenes de ADN para dos profesores, el padre y un hermano de 28 años de la víctima, a la que se sometieron voluntariamente. Las extracciones se realizaron el febrero.
29 de marzo de 2015: se produce el nacimiento y el 30 de marzo se toman muestras de la madre y del recién nacido para cotejar con las cuatro muestras ya obtenidas.
2 de junio de 2015: el MPA ofició al Juzgado de Menores por la denuncia de la madre de que habría sido un menor, estudiante de la escuela Sara Faisal, quien habría abusado de la joven, esta vez con la colaboración de los profesores.
19 de junio 2015: el Centro de Asistencia Judicial, que había sido consultado para la extracción de sangre a dos menores, autoriza a hacer la muestra del chico de 16 años.
26 de junio de 2015: se extrae sangre al hermano menor y se remiten al IML de Rosario.
13 de julio de 2015: trascendió el resultado negativo de los ADN de los profesores, el padre y el hermano. El 4 de agosto fue formalmente notificado en la carpeta judicial.
24 de noviembre de 2015: el IML de Rosario confirma que el ADN del hermano es compatible con el del bebé recién nacido en un 99,999%. La fiscal archiva las actuaciones y remite el caso a la Subsecretaría de la Niñez y Juzgado de Menores.
Conferencia de prensa
El procurador Julio Alfonso, quien junto con su hijo Ignacio Alfonso Garrone representan legalmente a la escuela Sara Faisal, confirmó esta mañana que el próximo lunes las autoridades de la institución ofrecerán una conferencia de prensa, que está prevista para las 12, en el edificio de 25 de Mayo y Moreno, donde se encuentra la sede del establecimiento educativo. Del evento participarán la presidenta de la Asociación Femenina de Profesionales, Mariela De Arcángelo; miembros de la comisión directiva y equipo directivo de la escuela especial: la directora suplente, Andrea Russo; y las vicedirectoras Mercedes Molina, Gisela Ortiz y Fernanda De Arcángelo. En la esfera judicial, la defensa de los profesores ratificó el pedido de archivo de las actuaciones en su contra.

 

Imagen : El Litoral