Noticias Destacadas

femicidio

Araceli

Mientras los medios ya habían decidido que el cuerpo aparecido era el de Araceli -incluso decían que lo habían reconocido por un tatuaje-, a medianoche el padre de la chica se presentó en la escena del crimen. “Mañana vamos a saber si es de Araceli o de otra persona”, dijo. Y explicó que el cuerpo estaba “todo cubierto por cemento”.

Imagen : minutouno

Los movileros que todavía estaban en el lugar le hicieron algunas preguntas:

– ¿Cómo llegó la policía a este lugar?
– No llegaron ellos. Acá llegó mi hijo, que se puso que había algo ahí.
– ¿Ustedes lo conocían al prófugo?
– ¿Cómo no lo vamos a conocer? Ya lo habían llevado a declarar.

Y después, agregó:
– El hermano de uno de sus cómplices es policía: era el que le informaba a todos ellos. Ese policía trabajaba en al comisaría en la que se hizo la denuncia. De movida yo dije que se hacían esas cosas. Y ahí está la consecuencia.

Por la mañana, varios medios citaron a fuentes oficiales para decir que el cuerpo había sido reconocido por un tatuaje.

El jueves por la tarde durante un operativo policial en el partido de San Martín los perros entrenados encontraron el cuerpo de una mujer. Estaba en una casa del barrio Lanzone, en José León Suárez, a unas pocas cuadras de la casa de Araceli Fulles. Los familiares de la joven desaparecida llegaron al lugar ni bien supieron del operativo. Un colaborador de Cosecha Roja de la zona confirmó que la policía los autorizó a ingresar y luego retiraron el cadáver para llevarlo a la morgue.

Dario Badaraco, prófugo
Dario Badaraco, prófugo

La casa de Pasaje 9 de Julio y Alfonsina Storni es de un hombre llamado Darío Badaracco, por estas horas el principal sospechoso del crimen. Ayer a la mañana declaró por tercera vez ante la fiscal Graciela López Pereyra como testigo. Ante la sospecha, la fiscal ordenó un nuevo allanamiento con perros: cuando llegaron a la casa, Badaracco ya se había fugado.

La policía arrestó a cuatro hombres vinculados al prófugo, la justicia los acusa de ser cómplices. Se trata de Jonathan Rubén Ávalos y su hermano Emanuel, Marco Antonio Ibarra y Carlos Damián Cassalz. Según publicaron algunos medios, Badaracco tiene antecedentes por robo agravado por uso de armas.

Desde que comenzó la búsqueda de Araceli, en Cosecha Roja seguimos el caso. Contamos cómo la familia y las organizaciones la buscaron puerta a puerta, quién era Araceli y qué pasó la noche que desapareció.

araceli

El 1 de abril Araceli comió un asado con unos amigos y a las dos de la madrugada recibió un llamado que la hizo levantarse e irse. Nadie sabe quién la llamó ni quién la pasó a buscar. Un par de horas después, alrededor de las 6, le escribió a una amiga, diciéndole que estaba en una plaza con un amigo. Unos diez minutos después, le mandó un audio de whatsapp a su mamá, Mónica, para que pusiera la pava, porque estaba volviendo a su casa, en el barrio Sarmiento de San Martín. “Te amo”, dijo al final. Nunca llegó: la familia y las organizaciones la buscaron puerta a puerta durante tres semanas.

 

Ver imagen en Twitter

26 días. 26 femicidios. EL ESTADO ES RESPONSABLE DE TODOS.