Noticias Destacadas

Buenos Aires

Antes de morir apuñalada dijo que el agresor fue su novio

El sindicado femicida fue identificado como Matías Nahuel Castillo, de 19 años, y fue detenido tras ser hallado por policías en la puerta de su casa provocándose cortes en los antebrazos. La víctima se llamaba Verónica Di Bernardi.apunalada-dijo-que-el-agresor-fue-su-novio

Una adolescente de 17 años fue atacada a puñaladas en una casa del partido bonaerense de San Martín y, antes de morir, llegó a decirle a la Policía que el agresor fue su novio, con quien mantuvo una pelea cuando quiso dejarlo, informaron fuentes judiciales y policiales.

El sindicado femicida fue identificado como Matías Nahuel Castillo (19), y de acuerdo con el relato de un testigo fue detenido tras ser hallado por policías en la puerta de la vivienda provocándose cortes en los antebrazos.

El hecho ocurrió alrededor de las 18.30 del martes, cuando Castillo se encontraba con su novia, llamada Verónica Di Bernardi, en su casa situada en Juárez al 3500, esquina Bonifacini, en pleno centro de la ciudad de San Martín y a menos de siete cuadras del Palacio de Tribunales local.

Según dijeron los voceros consultados, la pareja se encontraba sola en la planta baja de la propiedad, y la madre de Castillo escuchó desde las dependencias en la planta alta los pedidos de auxilio de la chica y llamó al servicio de alerta 911.

La pareja discutía a los gritos hasta que en un momento dado Castillo tomó un cuchillo de cocina, atacó a la joven y le produjo varias heridas profundas, las más graves en el cuello y en el abdomen, según dijeron las fuentes.

La víctima consiguió salir a la calle y antes de que llegaran los policías abordó a un chico que acababa de salir del colegio Perito Moreno, situado en la esquina.

‘Cuando (Verónica) salió, yo estaba enfrente parado y vino hacia mí corriendo, me agarra y me dice ‘ayudame por favor’ y de repente se cae al piso’, relató al canal C5N el alumno de nombre Javier.

Añadió que la adolescente tenía ‘toda la cara manchada con sangre’ y le empezó a gritar ‘me voy a morir, me voy a morir’.

Poco después llegaron dos patrulleros del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de San Martín, cuyos efectivos le pidieron a Javier que se apartara, asistieron a la herida y vieron que en ese momento salía de la casa Castillo.

‘Después salió el hombre (por Castillo) y se empezó a cortar los brazos, y el policía le decía ‘qué estás haciendo?’, le preguntó si él fue el que la mató’, recordó Javier, quien añadió que luego vio al agresor ‘shockeado’ sentado en el cordón de la vereda mientras uno de los policías ‘le ponía las vendas’.

Como la ambulancia tardaba en llegar y ante la evidente gravedad de las heridas de Verónica, los policías cargaron a ambos heridos a los móviles policiales y los trasladaron rápidamente al hospital Dr. Diego Thompson de San Martín.

Allí, los médicos de guardia constataron que la joven tenía heridas punzantes en la cabeza, cuello, tórax, abdomen, brazos y piernas y que había perdido gran cantidad de sangre, por las que finalmente falleció.

Voceros judiciales dijeron que, antes de morir y en el trayecto hasta el hospital, la chica llegó a decirle a uno de los policías que el atacante había sido su novio y que éste la había agredido porque ella quería finalizar la relación.

Castillo, en tanto, fue estabilizado, recibió las curaciones correspondientes y recibió el alta, por lo que ya fue detenido.

El joven se negó ayer a declarar ante el fiscal Fabio Cardigonde, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de San Martín, quien caratuló la causa como ‘homicidio agravado por el vínculo’, que prevé prisión perpetua, y quedó alojado en la comisaría 1ª del citado distrito.

La Policía secuestró el arma homicida y también entrevistó a familiares y a diversos vecinos de la cuadra, quienes manifestaron que no había antecedentes de peleas graves entre los jóvenes pero sí que Castillo era ‘muy celoso”.

 

Imagen : Diario Popular