Noticias Destacadas

Violencia machista

Ante el doble femicidio en José C. Paz: ¡vivas nos queremos en el barrio y en la plaza!

El domingo pasado un macho violento asesinó a su ex pareja y a la hija de ambos. Ante el doble femicidio, la propuesta de los feminismos populares, organizarse para romper la normalidad patriarcal.

Imagen : Catalina Bahía/ Marcha
Imagen : Catalina Bahía/ Marcha

El grito de las Vivas nos Queremos se escucha en el conurbano. Se grita y se escucha en las calles de tierra donde están los centros comunitarios que organizan las mujeres para el cuidado de la niñez, donde se generan espacios para las y los jóvenes y también donde se acompaña y contiene a las compañeras violentadas.

El macho mató a Miriam Lemos, de 49 años, su ex pareja, y a Jesica Avila, la hija de ambos, de 30 años. Fue en el Barrio Frino, en la localidad de José C Paz, conurbano bonaerense, el domingo pasado.

El femicida y Miriam estaban separados hace casi 15 años. Sin embargo, la asesinó, y también a Jesica, a puñaladas demostrando que los machos pueden seguir siendo nuestros dueños por siempre, a pesar de haber decidido una vida sin ellos.

José C. Paz: 30 denuncias por día

Como ante cada femicidio, son las organizaciones de mujeres, lgtb y feministas las que evalúan el alcance y desempeño de las instituciones contra las violencias machistas.

En José C. Paz no hay espacios de contención, el vaciamiento es obsceno y existe una Comisaría de la Mujer que se comparte con el municipio de Malvinas Argentinas. Para un total de 600 mil habitantes, reciben 900 denuncias al mes.

Las medidas perimetrales y de restricción no se hacen efectivas, son más las veces que el móvil no llega, porque es solo uno y dicen que la nafta no alcanza. La Dirección de la Mujer es un gran interrogante y la Mesa local de género un fantasma.

Catalina Bahía, es integrante del Centro Cultural  Barrio Frino y vecina y sostiene: ”el doble femicidio afecta a la familia y a la comunidad, produce mucha indignación y rabia, porque la naturalización de la violencia machista a su vez se refleja en la voz de los vecinxs que preguntan por qué”.

Los vecinos y vecinas “comentan que el asesino era un enfermo”, dice Catalina, “por eso planificamos esta acción contra las múltiples violencias, porque creemos que hay otras formas de relacionarnos que respeten los derechos de todxs lxs humanxs”.

Por su parte Cintia, quien participa de un Círculo de Mujeres en el barrio, cuenta que valora mucho la capacidad de convocar y organizarse de las mujeres del barrio, “estamos cansadas de decir ‘vivas nos queremos’ y que nos sigan matando y violando, queremos de verdad salir a caminar juntas contra el sistema machista”.

Organizar las redes feministas

La noticia del doble femicidio en el barrio no hizo más que potenciar el grito contra las violencias machistas, y la reacción inmediata fue recurrir a nuestras redes, a esas que contienen todos los días cuando difundimos que una joven está desaparecida o cuando vuelve con su familia, cuando se incendia su vivienda y juntamos ropa y lo que aparezca para que se rearme, o cuando pasamos data de una farmacia que venden misoprostol sin tanta pregunta.

Se arma el grupo de WhatsApp y nos vamos agregando. Somos las educadoras, las docentes, las vecinas, las militantes. Son también algunos varones que aprenden (a pesar de ellos) a estar y acompañar.

Nos presentamos, muchas ya somos conocidas, otras se suman, y enseguida pensamos en salir del grupito y estar en las calles del barrio y armar la movida en la plaza.

Porque es Miriam y es Jesica, pero somos todas. Nosotras nos queremos vivas, y este domingo, a una semana del dolor, salimos a visibilizar las violencias felicidad y a gritar y demostrar que no estamos solas. Salimos para que los golpes y los abusos no queden en las casas.

Porque lo concreto y material son nuestras redes, la contención y los dispositivos que nos autogestionamos. Y a esas redes recurrimos.

A pesar de que los violentos crean que nuestras vidas son las suyas, nosotras gritamos: “Vivas nos queremos”, “Basta de machos violentos. No los queremos en nuestros barrios”, “Vamos todas las pibas y las doñas  del conurbano contra las violencias”.

Y por eso, vecinas y organizaciones de la región convocan a la primera jornada colectiva “Vivas nos queremos José C. Paz”.  Será este domingo 12  de diciembre en lugar y horario aún a definir.