Noticias Destacadas

Anna Ajmátova *

Bebo por la casa devastada,
Por el dolor de mi vida,
Por la soledad en pareja,
Y también bebo, brindo por ti.

Por el falso labio que me traicionó,
Por el frío mortal en los ojos,
Porque es el mundo adusto y brutal
Y porque no nos ha salvado Dios?.

Anna Andréievna Gorenko, nació en Bolshoi Fontan cerca de Odessa el 11 de junio de 1889. Poeta de gran influencia en la poesía rusa. Su famosa obra maestra Réquiem (1935- 1940) expone el terror estalinista. Su trabajo toca varios temas que incluyen el tiempo y la memoria, el destino de la mujer creadora y las dificultades para vivir y escribir bajo el régimen de Stalin, y, especialmente las tribulaciones de las mujeres que esperaban pacientemente, aunque con gran dolor e impotencia, fuera de los muros de la prisión, para enviar un mensaje o un pan a sus maridos, hijos o amantes.

Hija de una noble familia de origen tártaro, pasó una infancia y una adolescencia poco feliz, entre Tsarskoe Selo y Kiev. Al divorciarse sus padres en 1905, Ajmátova partió con su madre a Crimen, de donde volvió a Kiev, al objeto de terminar sus estudios secundarios, y estudiar Derecho. En San Petersburgo, por último, siguió los cursos de altos estudios de Literatura, Historia y Latin.

Fundó junto a los poetas N. Gumiliov (con quien se casó en 1910) y Serguei Gorodetsky, el movimiento poético ruso conocido como ?acmeísmo? que constituyó una reacción contra la vaguedad y el misticismo decadente del simbolismo, a favor de las imágenes concretas y la realidad inmediata. Su concepción de la rima es enteramente clásica, herencia directa de A. Pushkin, su gran maestro. La poesía de Ajmátova responde a la tradición de Horacio, Dante, W., Shakespeare, A. Pushkin y sus contemporáneos O. Mandelshtam y T.S. Elliot.

Como su padre no quería ver ningún verso impreso bajo su ?respetable? apellido, ella decidió adoptar el de su abuela tártara, Ajmátova, como pseudónimo.

Sus dotes se revelaron muy pronto y sus tempranos versos se imprimieron en 1907.Su primer libro, Anochecer, publicado en 1912, mismo año en que nació su hijo Lev, tiene como tema central el amor. Su estilo se perfeccionó muy pronto.

Tras la Revolución de 1917, en su obra aparecieron motivos cívicos, patrióticos y religiosos.

En 1918, Anna se divorció de su primer marido. Nicolai Gumiliov, quien en 1921 fue ejecutado por actividades consideradas antisoviéticas. Se casó por segunda vez con el asiriólogo Vladimir Shileiko y, en 1922, con el historiador de arte Nikolai Punin. Boris Pasternak estuvo enamorado de ella, pero Anna rechazó su proposición.

Sus primeros escritos parecen intuir la gran soledad en la que se verá sumergida años más tarde.

En 1921, su primer marido Gumiliov, fue acusado de conspiración y fusilado. En 1933 su hijo Lev fue arrestado por primera vez en Siberia, acusado de terrorismo en el curso de las reacciones sanguinarias desatadas por la maquinaria represiva estalinista. Y en 1938 su último marido, Punin, moría de agotamiento en un campo de concentración (GULAG)

Las incertidumbres ante el destino de Gumiliov, considerado enemigo del pueblo y víctimas de múltiples, brutales e injustas condenas, y las tensiones creadas por las complejas relaciones entre madre e hijo ( quien la acusó de abandonarlo siendo niño) conforman la agitación más profunda de esta biografía de Anna Ajmátova.

?Nos levantábamos como para la misa del alba/ cruzábamos la ciudad embrutecida/y, más muertas que vivas, nos encontrábamos allí ?.En la dedicatoria de su desgarrador poema? Réquiem? Ajmátova rinde homenaje a todas aquellas madres y esposas con quienes coincidía a las puertas de la cárcel de Leningrado. En un breve prólogo al poema Ajmátova recuerda que una de aquellas mujeres le preguntó entre susurros ?¿Y usted puede dar cuenta de esto??. La respuesta fue rotunda ?Puedo?.Durante casi dos años Ajmátova salía de su lúgubre cuarto en la casa de Nikolai Punin y acudía a la prisión para saber si su hijo seguía vivo, con sus ropas raídas, su férrea dignidad y su dolor.

Con la burocratización soviética, desde 1925 a 1940, los poemas de Anna se prohibieron, fue acusada de traición y deportada. Por temor a que fusilaran a su hijo quemó todos sus papeles personales. En Occidente se pensaba que estaba muerta, aunque se le permitió publicar una colección de poemas en 1940. Y, aunque en 1944 pudo regresar con su hijo a Leningrado, ciudad devastada tras el bloqueo nazi, el ministro de cultura de Stalin la llamó en público ?mitad puta, mitad monja?, prohibió la publicación de sus poemas e intentó expulsarla del Sindicato de Escritores.

Entonces se ganó la vida traduciendo y publicando ensayos en periódicos escolares. En tanto, todos sus amigos emigraron o fueron reprimidos.

En 1945 el joven intelectual británico Isaiah Berlin la visitó y Anna le leyó sus poemas y se sinceró con él.. Pero esto tuvo trágicas consecuencias ya que su hijo volvió a ser encarcelado durante diez años.

Esta vez la escritora se negó a silenciar su voz y siguió adelante con su poemario más importante, Réquiem, ahí explica que en aquella Unión Soviética los únicos que estaban en paz eran los difuntos y que los vivos pasaban su vida yendo de un campo de concentración a otro. El libro fue publicado sin su consentimiento y conocimiento en 1963 en Munich?

La poetisa que escribió que tendría que ? matar la memoria ?y ? volver de piedra el corazón ? soportó en sus 76 años, dos revoluciones, dos guerras mundiales, una guerra civil, las más terribles purgas de Stalin , el ostracismo, las muertes, condenas y exilios de todos sus seres queridos.

Luego de la muerte de Stalin, la importancia del trabajo poético de Ajmátova fue reconocida a regañadientes, incluso por los oficiales del partido, y se publicó una edición censurada de su obra en la Unión Soviética. En 1962, Ajmátova estuvo nominada al Premio Nobel de Literatura .En 1964 en honor a su 75 cumpleaños, se realizaron nuevos estudios y se publicaron nuevas recopilaciones de sus versos. Ese mismo año viajó a Italia, donde recibió el Premio Internacional de Poesía y en 1965 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oxford. Viajó a Gran Bretaña y se publicó en Moscú El correr del tiempo (1909- 1965), un balance incompleto ( y censurado) de su obra.

El 5 de marzo de 1966 murió de un infarto en un sanatorio de las afueras de Moscú y fue enterrada en Komarovo. Su obra ha sido traducida a un sinnúmero de lenguas y sólo apareció íntegra en Rusia a partir de 1990.

El poeta Joseph Brodsky la definió así: ?su sola mirada te cortaba el aliento. Alta, de pelo oscuro, morena, esbelta y ágil, con los ojos verdosos de un tigre polar, durante medio siglo la ha dibujado, pintado, esculpido en yeso y mármol, fotografiado un sinnúmero de personas?.

En San Petersburgo, en el lugar donde vivió desde mediados de la década de 1920 hasta 1952, se dedicó un museo a la poetisa, cuatro monumentos las recuerdan en Rusia y un planeta menor, descubierto por la astrónoma soviética Lyudmila Geórgievna Karáchkina en 1982, lleva su nombre.

* Mujeres que revolucionaron el mundo, Creadoras, Publicación de Convergencia de Izquierda, C.A.B.A, 2010

IMAGEN: recuerdosmiradas.blogspot.com