Noticias Destacadas

Lo juzgaron con el nuevo Código Procesal Penal de Santa Fe

Amenazó y rompió el consultorio de su novia: le dieron un año de prisión

Ignacio Enrique de Iriondo, de 39 años, ya estaba detenido por una condena anterior por otro caso de violencia machista: le había quemado la casa a su ex mujer. Hoy un juez de Santa Fe lo sentenció un año de prisión de cumplimiento efectivo por el delito de “daños”.“Lo que se está condenando es la violencia de género, no los vidrios rotos del consultorio”, dijo la fiscal.iriondo

A una pareja anterior, le quemó la casa en la que vivían ella y su hija. Y en noviembre del año pasado, amenazó de muerte a una nueva novia y le rompió el consultorio donde ella atendía como psicóloga. La mujer-cuya identidad no se dio a conocer- lo denunció y hoy el juez de Santa Fe Eduardo Pocoví condenó a un año de prisión de cumplimiento efectivo al agresor, por el delito de “daños”.Es el primer juicio de violencia de género en esa ciudad a partir de la implementación del nuevo Código Procesal Penal de la provincia.

Ignacio Enrique de Iriondo, de 39 años, está detenido en el penal de Coronda por una condena anterior por otro caso de violencia machista. Deberá estar preso hasta noviembre de 2017, según el escrito de tres hojas que lleva la firma del juez Pocoví y al que tuvo acceso Infojus Noticias. De Iriondo estaba acusado por los daños provocados en el consultorio de su ex pareja y también por el delito de amenazas coactivas. El magistrado decidió absolverlo en el caso de las amenazas. A su vez, el juez revocó la libertad condicional de la que gozaba.

“¿Qué más tenía que pasar para que pudiéramos decir que estamos ante la presencia de delitos en el contexto de la violencia de género?”, se preguntó la fiscal Graciela Parma, que tuvo a su cargo la investigación. Durante los tres días de audiencias, la defensa del agresor –representada por los abogados Mario Guedes y Sebastián Moleón- se ocupó de objetar cada una de sus intervenciones.

“Las amenazas están documentadas en un celular”

En el momento de los alegatos, la representante del Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe pidió tres años de cárcel para De Iriondo. Después de conocer el veredicto del juez Parma dijo: “La sentencia es justa en relación al delito de daño. Lo que se está condenando es la violencia de género, no los vidrios rotos del consultorio”. Y adelantó que no apelará a la decisión del juez de absolverlo por las amenazas. “Tengo nuevas denuncias por este delito realizadas a partir del 18 de agosto por la misma víctima, por su madre, su padre y su hermano”, agregó la funcionaria judicial. Y finalizó: “Las amenazas están documentadas en un teléfono celular que está siendo peritado por la Policía de Investigaciones”.

El juicio contra De Iriondo se desarrolló en una semana en un total de tres jornadas. El martes pasado fueron los alegatos de apertura y hoy fue la última audiencia. De Iriondo llegó al juicio con antecedentes penales. Es por eso que el juez Pocoví decidió declararlo “reincidente”. El 5 de septiembre de 2011 fue condenado a seis años de prisión de cumplimiento efectivo por haber incendiado la casa en la que vivía su ex pareja –otra mujer distinta– y la hija con ella.

El plazo de esa condena vencía en febrero de 2016 pero el último 25 de febrero, cuando el hombre ya había cumplido con dos tercios de la condena, le habían otorgado la libertad condicional, la cual fue revocada en noviembre del año pasado por los hechos ventilados en el juicio que finalizó hoy. Además, según la fiscal, existen dos causas en trámite en su contra por delitos vinculados a la violencia de género.

 

Imagen : ellitoral.com