Ruth Zurbriggen de Socorristas en Red

Amenazas y persecución en Tucumán: “Hemos venido para quedarnos, no hay vuelta atrás”

Tras las inmensas movilizaciones por el Día de la Mujer Trabajadora, en Tucumán el arzobispo de la provincia y grupos conservadores iniciaron una caza de brujas contra un grupo de mujeres que participaron de las actividades. En diálogo con Marcha, Ruth Zurbriggen de Socorristas en Red, habló sobre el tema y de los foros en internet donde se ofrecen para “violarlas, empalarlas y matarlas”.

Imagen : Dagna Faidutti

Después de la impresionante movilización que convocó a 15 mil mujeres a marchar por las calles de Tucumán, donde se realizaron actividades artísticas cuestionando la cultura patriarcal, se inició una persecución pública y mediática contra algunas de las participantes que exigieron el derecho al aborto legal, seguro y gratuito a las puertas de la Catedral de Tucumán.

“Ante la inmensa movilización desarrollada en el país, el Paro Internacional de Mujeres, estos sectores retrógrados, de ultraderecha tienen que agarrarse de cualquier cosa”, aclara Zurbriggen al inicio de la entrevista. “En vez de perseguir a los curas pedófilos, son ellos los que terminan haciendo apología del delito, promoviendo desatar la violencia contra las compañeras, dando sus nombres, sus lugares de trabajo. Si la mitad de eso lo hicieran contra los curas pedófilos y abusadores las cosas serían distintas, pero ahí no tienen los mismos parámetros…”

-¿Por qué estos sectores respondieron con tanto odio?

“Pasa que denunciamos la moralidad reaccionaria de la iglesia y entonces la iglesia reacciona, porque el movimiento de mujeres, y en especial el sector del movimiento feminista, está generando acciones contra sus intereses, contra ese orden social que no es un orden natural y ahí las mujeres feministas, lesbianas, trans estamos discutiendo”.

“Repudiamos fuertemente lo que está pasando y responsabilizamos al gobierno de la provincia de Tucumán por cualquier hecho de violencia contra las compañeras y las feministas socorristas. Las compañeras corren riesgo. La carta pública del arzobispo refiriéndose a la marcha aumentó y habilitó más el odio. Uno puede ver ahora en foros de discusión en internet  que gente que se hacen llamar “los hijos de Díos” dicen que se ofrecen para poder “violarlas, empalarlas y matarlas” promoviendo así todo tipo de delitos contra las mujeres”.

Monseñor Alfredo Horacio Zecca, arzobispo de la provincia, emitió una carta condenando la movilización feminista y convocando a una “marcha por la vida y la familia” para el próximo 25 de marzo. Días atrás el arzobispo participó del XI Congreso Eucarístico Nacional de Argentina donde pidió el fin de los juicios contra delitos de lesa humanidad y la impunidad para los genocidas: Los argentinos no estamos reconciliados. Es decir hay heridas sobre todo de la época de los años setenta que todavía no han cerrado y hay que hacerlas cerrar porque hay que mirar al futuro y no podemos albergar sentimientos de venganza, de rencor”. Frases textuales reprodujo el portal Infocatolica.com.

Según la investigación de Marcha, la organización de ultraderecha “Argentinos Alerta” es una de las responsables de la campaña de persecución. Con métodos que recuerdan a la Triple A, difundieron durante la semana fotos de las jóvenes y lugares de trabajo, mientras se las acusa del inexistente “delito de odio por razón religiosa”. En su sitio web, su director el químico Martín Patrito e investigador del CONICET, promueve artículos de ultraderecha que van desde la apología del terrorismo de Estado, la oposición al matrimonio igualitario y el derecho al aborto, hasta la crítica fundamentalista a los jóvenes boy scout por su supuesta “ideología de género”.

-¿Qué cambia ahora a partir de las amenazas?

Esta situación nos desafía a cuidarnos más pero siempre en pos de nuestros deseos de cambiar el estado de las cosas. Agradecemos que estamos siendo muy acompañadas por el movimiento feminista, distintas organizaciones y los organismos de Derechos Humanos. Lo que pasa con las compañeras no se puede leer  sin entender lo que está pasando a nivel general en el país; las chicas que son arrestadas el 7 de marzo (en CABA por hacer pintadas) son denunciadas por 3 fachos al grito de “Cristo vive”.

-¿Y en Tucumán particularmente?

También tenemos que entender lo que pasa en Tucumán, la única provincia que no adhirió a la Ley Nacional de Salud Sexual. Es la provincia que condenó a prisión a “Belén” y que las feministas logramos que hoy esté en libertad. Recordando también que fue gobernada por un genocida como Bussi mediante el voto popular o que cuando se hizo acá el Encuentro Nacional de Mujeres no nos atendían en los bares por tener el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto…

Llamamos a todas las organizaciones a no dejar pasar este acto que pretende aterrorizarnos, que volvamos a nuestras casas. Pero hemos venido para quedarnos, no hay vuelta atrás.

Desde el colectivo “Ni Una Menos” de Tucumán denunciaron “la campaña de desprestigio que hace la iglesia católica del movimiento de mujeres”, así como también “el violento accionar de la policía en Buenos Aires y la persecución que están sufriendo las compañeras en dicha provincia”.