Noticias Destacadas

AstraZeneca

Amenazas de despidos en laboratorio británico en Argentina: ¿coletazos del Brexit?

El laboratorio AstraZeneca, de capitales británicos y suecos, anunció ante sus empleadxs de la Argentina un recorte de 150 trabajadorxs de su planta. La política de ajuste ya se hizo sentir en otras partes del mundo con telegramas de despido, como en Estados Unidos y España, dejando a miles de familias en las calles.brexit laboratorios

La compañía anglosueca AstraZeneca está realizando una modificación en su estructura de negocios que impacta directamente en las fuentes laborales. Motivados por un primer trimestre de 2016 en que sus ganancias fueron menores a lo esperado, el laboratorio reorienta su producción fundamentalmente a fármacos contra el cáncer, que requieren menos representantes de ventas. De acuerdo a la agencia Reuters, Pascal Soriot, CEO de AstraZeneca, anunció que así ahorrarían un billón de dólares a fin de año.

AstraZeneca -cuyo slogan es “un excelente lugar para trabajar”- arrojó un balance comercial positivo durante 2015 (un 29,8% mayor que en 2014) y también durante el primer trimestre de 2016. De acuerdo al balance publicado en su sitio web,  en 2015 sus ingresos fueron de casi 25  billones de dólares en todo el mundo y sus ganancias subieron un 7% respecto del año anterior.

La empresa aún no ha enviado telegramas de despido en nuestro país. Buscan evitar un conflicto gremial que desprestigie su imagen a nivel global, por lo que, por el momento, negocia “retiros voluntarios” con sumas indemnizatorias tentadoras sobre todo para aquellos que están cerca de la edad jubilatoria o avizoran cambiar sus puestos de trabajo. Sin embargo, hasta ahora no han llegado al número de recorte deseado, por lo que los telegramas podrían ser enviados en el corto plazo.

El negocio son las patentes

AstraZeneca gozaba hasta este primer trimestre de la exclusividad de la patente de “Crestor”, nombre comercial de la Rosuvastatina, pastilla para el tratamiento del colesterol. Desde 2002 monopolizar la producción de esta droga le ha generado ingresos por más de 6400 millones de dólares anuales.

El vencimiento de esta patente supone la entrada de versiones genéricas, con un valor de venta menor, en el mercado. AstraZeneca sigue intentando extender el monopolio de esta patente mediante artilugios legales, por ahora sin éxito.

La decisión de dedicarse a medicamentos oncológicos, que los CEOs de la empresa se esfuerzan en hacer ver como inevitable,  tiene que ver con la “estabilidad” del mercado de consumo de este tipo de remedios, que son financiados por los Estados y obras sociales.

¿Y el Brexit?

Si bien la ola de despidos fue una decisión tomada con anterioridad al plebiscito por la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el Brexit supone otro revés financiero para el laboratorio y para la industria del medicamento en general que impacta negativamente en las negociaciones.

Según el diario The Economist, la Unión Europea suma el 56% de las exportaciones de la industria farmacéutica del Reino Unido. El hecho de que Reino Unido regule de manera diferenciada sobre la propiedad intelectual, los standards de calidad, las reglas de ensayos clínicos y criterios de aprobación de productos, supone gastos extra para los laboratorios. A su vez, el Reino Unido ocupaba el segundo lugar de destino de fondos para investigación en ciencias biológicas.

Dos son los laboratorios de capitales británicos con presencia multinacional: AstraZeneca y GlaxoSmithKline. Ambos laboratorios están realizando fuertes tareas de lobby en el Parlamento para impedir que el Brexit suponga trabas al desarrollo de su negocio.

 

Imagen :Notas.org.ar