Alicia Moreau de Justo *

?Yo no fui nada. Fui una luchadora contra molinos de viento. Por eso no quiero homenajes. Lo único que me interesa es que quienes me conocieron me recuerden como me vieron o se imaginen que fui “.

Alicia Moreau de Justo nació en Londres,, Gran Bretaña, el 11 de Octubre de 1885. Médica y política, fue una figura destacada del feminismo y del socialismo.

Su padre fue un revolucionario francés que participó en la Comuna de París y que, luego de la derrota en 1871, buscó refugio en Bélgica y Gran Bretaña.

En 1890, él y María Denanpont, su madre, migraron a la Argentina, donde el padre se integró a los grupos socialistas que comenzaban a organizar el movimiento obrero argentino. Alicia solía acompañarlo a estas reuniones y actividades.

Realizó sus estudios secundarios en el Colegio Normal Nº 1 donde recibió una influencia decisiva de parte de Hipólito Irigoyen, quien era profesor de filosofía y que luego sería el primer presidente democrático de la Argentina. Sin embargo, en 1900, Alicia cuestionó severamente la participación de Irigoyen en los levantamientos militares impulsados por el radicalismo, diciéndoselo personalmente.

En 1906, cuando contaba con 21 años, Alicia Moreau, fundó el Centro Feminista de Argentina y el Comité Pro- Sufragio Femenino.

Alicia Moreau perteneció al grupo de seis mujeres que se inscribieron por primera vez para estudiar medicina en Argentina. Desde entonces, prestó atención a las enfermedades sociales relacionadas con la discriminación de la mujer y de los trabajadores.

Entre 1906 y 1914, Alicia Moreau escribió varios artículos sobre educación y política en la Revista Socialista Internacional dirigida por Enrique del Valle Iberlucea, quién años después sería elegido como primer senador socialista de América Latina.

En 1910 fundó el Ateneo Popular con el fin de promover la extensión secundaria y universitaria, funcionando en los locales sindicales, socialistas y mutuales, que se convirtió en uno de los centros de educación popular más activos de la ciudad, además de hacerse cargo de la edición de la Revista Socialista Internacional, con el nombre de Humanidad Nueva. Ese mismo año organizó el Primer Congreso Femenino Internacional. En la revista Alicia prestó especial atención a que el pensamiento femenino se viera igual de representado que el pensamiento de los varones, difundiendo trabajos de Rosa Luxemburgo, Clara Zetkin, Carolina Muzzili, María Montesori etc.

En 1914, al iniciarse la Primera Guerra Mundial, Alicia Moreau inició un amplio movimiento pacifista. En 1915 obtuvo diploma de honor con una tesis titulada ? La función endócrina del ovario?, convirtiéndose en una de las primeras médicas de América Latina, especializándose en enfermedades femeninas.

Fue designada por las organizaciones feministas argentinas como delegada al Congreso Internacional de Obreras celebrado en Washington, donde se relacionó con el movimiento por el sufragio femenino norteamericano, y fue delegada al Congreso Internacional de Médicas, donde se destacó por su crítica a la prostitución y su defensa de una moral única para ambos sexos. Como resultado de este último congreso se fundó la Asociación Internacional de Mujeres Médicas, resultando electa para su Comité Ejecutivo.

En 1920 fue una de las fundadoras de la Unión Feminista Nacional (UFN) con el fin de unificar las distintas organizaciones feministas que existían, para obtener la igualdad de derechos con los hombres y mejorar las condiciones del trabajo femenino. La acción política de la UFN resultó decisiva para poyar la sanción de muchas importantes leyes de reconocimiento de los derechos de la mujer y de protección del trabajo femenino.

La UFN estableció una alianza con el Comité pro Derechos de la Mujer para reclamar el reconocimiento del derecho a votar de las mujeres y apoyar al Partido Feminista Nacional. La prensa conservadora comenzó a utilizar el término ?damas rojas ?para referirse a las mujeres que reclamaban el derecho a voto.

En 1921 se afilió al Partido Socialista y luego se casó con su fundador, Juan B. Justo, que falleció siete años después, con quien tuvo tres hijos. Alicia Moreau de Justo alcanzó a integrar el Comité Ejecutivo del Partido Socialista y se convirtió en la primera mujer argentina en ocupar un cargo político.

En 1925 las feministas obtuvieron su primer triunfo al lograr la sanción de la Ley 11.317 reglamentando el trabajo de las mujeres y los niños, en la que se establecía que las mujeres no podrían trabajar más de 8 horas diarias y 48 horas semanales, prohibición del trabajo nocturno y en tareas insalubres, prohibición del despido de mujeres embarazadas, licencia para amamantar y obligación de las empresas de tener guarderías.

En 1926, las feministas obtienen la Ley de Derechos Civiles de la Mujer que aunque no establecía la igualdad plena entre hombres y mujeres, establecía por primera vez el principio de que las mujeres y los hombres debían ser equiparados en términos de derechos.

En 1932 Alicia Moreau de Justo elaboró un proyecto de ley de sufragio femenino que fue prsentado por le diputado socialista Mario Bravo y obtuvo la aprobación de los diputados, en medio de una amplia movilización de mujeres, pero el proyecto fue rechazado por el Senado.

Durante la década 1930-1940 se desempeñó en las campañas de solidaridad argentina en apoyo de la República durante la Guerra Civil Española. Con la aparición del peronismo en 1943, y durante los dos primeros gobiernos de Juan D. Perón, manifestó una clara posición opositora. En 1947 el peronismo sancionó la ley del voto femenino y en 1949 sancionó una nueva Constitución Nacional que establecía la igualdad plena de la mujer y el hombre y la responsabilidad compartida frente a la patria potestad. A pesar de su oposición al peronismo, se alegró y apoyó esas decisiones que concretaban el objetivo por el que había luchado durante 40 años.

En 1951, las mujeres argentinas pudieron votar y ser votadas para cargos nacionales por primera vez en la historia. Alicia Moreau de Justo integró la lista de diputados nacionales junto a otras mujeres socialistas. Sin embargo en el marco de la persecución del gobierno contra los opositores, fue detenida y, luego de liberada, debió esconderse por lo que no pudo votar. Luego del golpe militar que derrocó al Presidente Juan Perón en 1955, el Partido Socialista se dividió en dos: un ala conservadora que apoyaba al gobierno militar encabezado por Américo Ghioldi y otra más popular dirigida por Alfredo Palacios y Alicia Moreau de Justo.

En 1975 fue una de las fundadoras de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).En esos años Alicia Moreau de Justo acompañaba a las Madres de Plaza de Mayo en su famosas rondas frente a la casa de gobierno. Falleció a los 101 años el 2 de mayo de 1986.

* Mujeres que revolucionaron el mundo, Latinoamericanas, Publicación de Convergencia de Izquierda, C.A.B.A, 2010.

FOTO: ellitoral.com