Noticias Destacadas

Litigio

Alianelli dice que aún no sabe nada de sus hijas y hoy será la audiencia en Aspen

La argentina Ana Alianelli, madre de dos nenas que debieron viajar a Aspen hasta que la justicia resuelva la situación familiar, tras fracasar un intento de llevar el caso a la Corte Suprema, aseguró ayer en su cuenta de Facebook que sigue sin poder comunicarse con sus hijas, que se bajaron con su padre estadounidense en una escala en Houston, antes de llegar a destino.alianelli

“Sigo sin poder comunicarme con las chicas. Llamo varias veces al día y Dennis (Burns, su ex esposo) no contesta el teléfono. Espero poder volver con las chicas en poco tiempo a la Argentina. Es muy triste todo esto…”, publicó Alianelli en su perfil de la red social.

Hoy es la audiencia en el juzgado de Aspen, estado de Colorado, y la abogada argentina de Alianelli, Mariana Gallego, le dijo a Infobae que “si no aparece”, la jueza Denis Lynch “debería librar un pedido de búsqueda” contra Burns.

El hombre usó el viernes la misma red social para negar que tras viajar a Buenos Aires a buscarlas hubiese secuestrado a sus hijas Victoria y Sophia, de 6 y 8 años, como asegura su familia política, y argumentó que si no hizo combinación en Houston, como estaba previsto para seguir viaje a Aspen, fue porque debió ir a un hospital para tratarse las lesiones que le habría producido su ex cuñado en el aeropuerto de Ezeiza.

“Tuve que retrasar el viaje a Colorado debido al altercado violento con el hermano de Ana, Javier Alianelli en el aeropuerto de Buenos Aires donde dijo que me iba a matar y luego evitó a la policía y me atacó por detrás como un cobarde e intentó romperme el cuello”, escribió.

Al aterrizar “tuve que ir al hospital en Houston para que me hagan radiografías debido a los dolores en mi cuello y espalda. Migraciones llamó a las cortes de Colorado y dijeron que las niñas debían acompañarme al hospital. Ana fue a Aspen. Estaremos allí lo antes posible”, afirmó.

El martes pasado la Corte Suprema de Justicia desestimó el “per saltum” presentado por Alianelli para evitar que sus dos hijas viajen a Estados Unidos, con el argumento de que este recurso solo resulta procedente en causas de competencia federal.

Por eso, al día siguiente tuvo que cumplir el dictamen de la Corte bonaerense, que ordenó restituir a las niñas al país de residencia que tenía la familia. Los cuatro partieron rumbo a Aspen, pero Burns y su ex cuñado protagonizaran antes un incidente violento en el Aeropuerto de Ezeiza.

Aunque Alianelli, Burns y sus hijas tomaron el mismo avión, en la escala en Houston el hombre desapareció con las nenas sin dejar rastro.

La pareja se casó en 2004 pero en 2010 se separó y ella volvió con las nenas a Argentina, con un permiso de 15 días que caducó cuando decidió quedarse en el país tras saber que su casa en Estados Unidos había sido rematada y no tendrían dónde vivir.

Desde entonces el padre inició una larga batalla judicial que terminó ahora, cuando la Suprema Corte desestimó la apelación de la mujer ante un fallo desfavorable del Juzgado 1 de Familia de Pilar, a cargo de Alejandra Velázquez.

En el marco de la disputa Alianelli presentó una denuncia de violencia doméstica contra Burns, a quien acusó de “echar a perder la economía familiar por su adicción al juego”.

 

Imagen : www.diarioveloz.com