Noticias Destacadas

Detuvieron a la pareja de la mujer, Franco Rodrigo Gaspar Cinco

Alejandra Párraga y su hijo murieron envenenados con cianuro

Se trata de Franco Rodrigo Gaspar Cinco, novio de la mujer, quien está sospechado de haber envenenado a Párraga y a su hijo, A. de 2 años, quienes bebieron líquido de una botella que supuestamente contenía “agua bendita” que el acusado sostuvo haber obtenido de la Catedral, ya que el niño se hallaba enfermo. A partir del informe de la autopsia realizado por forenses del CIF, en el cual se reportó la presencia de cianuro en los cuerpos de las víctimas, el fiscal Pablo Paz, solicitó la detención del novio y otras medidas probatorias.Imagen : Fiscales Penales de Salta

El envenenamiento de Párraga, de 26 años, al igual que el de su hijo, ocurrió ayer en horas de la tarde en la vivienda que residían en calle Gorriti al 800, luego de que las víctimas bebieran de una botella que el acusado habría llevado a la casa de la familia porque supuestamente se trataba de “agua bendita”.

Tras la ingesta, el menor comenzó a sufrir convulsiones que alertaron a la familia, como así también la madre, quienes fueron asistidos de urgencia y trasladados a una clínica privada el menor y al hospital San Bernardo, la madre. Tras los decesos, los cuerpos fueron derivados a la morgue judicial.

Por su parte, el fiscal Paz dispuso una minuciosa pericia en la vivienda de las víctimas, desde donde se secuestró la botella de agua en cuestión, como así también otros elementos probatorios que ahora son analizados por peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales. También dio intervención del hecho a efectivos de la División Homicidios.

Hoy, al término de las autopsias de los dos cuerpos, médicos forenses del CIF informaron la presencia de cianuro como resultado del estudio toxicológico realizado. En vista de ello, la fiscalía solicitó la inmediata detención del novio de Párraga, quien fue arrestado en horas del mediodía cuando se realizaba el velatorio de las víctimas. El arresto fue realizado por efectivos de la Division Homicidios.

A su vez el fiscal se reunió con los padres de Párraga a fin de comunicarle los avances y resultados de la investigación hasta el momento.

Asimismo, se ordenaron otras medidas probatorias que están en curso y que tienen como objetivo sumar pruebas al hecho investigado, calificado provisoriamente como homicidio calificado por femicidio, por la relación de pareja y por el medio utilizado, en este caso envenenamiento.

La fiscalía trabaja en varias diligencias, entre ellas la recepción de declaraciones testimoniales, entre ellas un aporte considerado clave para el caso. También se espera la realización de otros procedimientos y pericias por parte del CIF y de policías de la División Homicidios.