A favor de la expropiación de Vicentin y contra le estafa del Código de Minería

ALCIRA ARGUMEDO: “LA DESTRUCCIÓN QUE SE HA HECHO EN NOMBRE DEL LIBERALISMO HA SIDO DESCOMUNAL Y EL COSTO SOCIAL,TAMBIÉN»

Alcira Argumedo, docente, socióloga, investigadora del Conicet y ex diputada nacional, habló sobre la historia del saqueo neoliberal que atraviesa al país, cuestionó la política minera y se manifestó a favor de la expropiación de Vicentin.

Imagen : Plan de Noticias

La socióloga destacó cómo “el comportamiento de los grupos económicos financieros que han llevado adelante una política de saqueo del país”, para luego afirmar que “Argentina no necesita que vengan capitales, sino que dejen de saquear las empresas del país y del pueblo argentino”.

En este sentido, se refirió a la relación que puede establecerse entre la situación de la explotación minera Bajo la Alumbrera y Vicentin, y explicó: “Vicentin, dos días antes de largar la convocatoria de acreedores, vendió su empresa Renova, que es una de las más importantes porque es la productora de biodiesel, a una empresa que se llama Glencore que está en Suiza”.

“Glencore fue fundada por un holandés Marc Rich- continuó-, que se nacionalizó en Estados Unidos, pero como consecuencia de malversación de fondos debió huir, Estados Unidos le sacó la nacionalización y éste instaló la empresa en Suiza, donde no hay extradición. El tema es que esta empresa Glencore tiene un 50% de las acciones en minera Bajo La Alumbrera que, a su vez, también en Glencore hay inversiones de BlackRock, uno de los principales fondos de inversión y de los acreedores que está más duro con la deuda”.

En este punto, Argumedo analizó: “Si uno toma el comportamiento de esos sectores, en el caso de Bajo la Alumbrera, el tema concreto es que estas empresas, las agroexportadoras, las cerealeras y las petroleras, exportan a declaración jurada. Entonces, se les cree y se le permite que haga la exportación”, y agregó: “Los geólogos de la Universidad de Tucumán hicieron una investigación del barro de exportación, porque no se refinan los metales, y en vez de 3 metales llevan 28 metales. Sucede que esos 25 de diferencia son metales más valiosos que el oro, estratégicos para la producción de tecnología de avanzada. El cálculo que hicieron estos geólogos es que el valor anual se encontraba en 8200 millones de dólares, esta es la magnitud del robo, esta es la defensa de la propiedad privada”.

“Si acá se empieza a controlar que las declaraciones juradas corresponden a la realidad, creo que Argentina puede poner alrededor de 25 mil a 30 mil millones de dólares por año. En dos años tenés 50 mil millones de dólares disponibles para lanzar industrias etcétera, meramente con controlar esta área- aseveró-. Tenés varias empresas exportadoras de oro que en el 2019 las importaciones de las mineras ,fueron 1210 millones de dólares más que sus exportaciones. Nos están robando como piratas”.

La impunidad desde el menemismo

La ex diputada apuntó a “lo que no se corrigió en los gobiernos posteriores a Menem y ha permitido la impunidad total de estas grandes corporaciones mineras” afirmando que “si por año solo la minería debe estar estafando al fisco en 20 mil millones de dólares, en estos 15 años se hacen 300 mil millones de dólares, la deuda si la pagás al contado”.

“Esta es la lógica que impuso la dictadura militar con el endeudamiento, que se profundizó con la traición de Menem y la presencia de Cavallo”, continuó Argumedo para luego resaltar: “Cavallo es una clave. Estuvo en la dictadura militar y, entre otras cosas, además de garantizar el incremento absolutamente irracional y fraudulento de la deuda externa, estatizó la deuda de los privados duplicando el valor la deuda. Luego estuvo con Menem, que llevó adelante la privatización que fue un asalto a los bienes del Estado. Por ejemplo, en el caso de SOMISA- Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina-, estaba valuada en 3 mil millones de dólares y se la entregó a- Paolo- Rocca de Techint por 135. De un solo saque le regalaste 2800 millones de dólares. Le sacaste al Estado 2800 millones de dólares”.

“Luego estuvo con De La Rúa, que fue el famoso megacanje, que incrementó en 50 mil millones de dólares la deuda para mantener el 1 a 1 y después estalló y tenemos el 2001”, agregó la socióloga quien recomendó la lectura del libro “Megacapitalistas”, donde se enumera a los integrantes de los 17 gigantes, grupos económicos y financieros como BlackRock, que tiene intereses en las petroleras, en Glencore, en las tecnológicas de avanzada, farmecéuticas, y otros bancos. “Es una red muy compacta que al tener inversiones cruzadas entre sí no tienen contradicciones, actúan como bloques. Y, a su vez, tienen ‘tanques de pensamiento’, que son grupos que les responden y que piensan las estrategias. Entre los nombres y apellidos que aparecen en estos tanques de pensamiento, que actúan en función de los intereses de estos grupos, aparece ni más ni menos que Domingo Cavallo”.

“Es decir que, Domingo Cavallo se comportó más como un hombre de los bancos y los grupos de inversión, que como un ministro de la Argentina”, señaló Argumedo quien luego subrayó: “Cuando Cavallo quedó agotado, Macri introdujo otro hombre de los bancos, que es el señor Luis Caputo”. Y es que, según indicó, “Luis Caputo había trabajado 6 años como ejecutivo de JP Morgan, otros cuatro años como ejecutivo de Deutsche Bank, y luego fundó un fondo de inversión en paraísos fiscales, que fue el más beneficiado, con los demás, con el bono a 100 años. Volvieron a meter a otro hombre de los bancos como ministro. supuestamente de la Nación Argentina”.

A partir de este recorrido, enfatizó: “Este es el gran drama de la Argentina, que después de la dictadura militar y con las secuelas que eso generó, fue muy fácil la manipulación de una sociedad que sufrió un proceso de desintegración muy fuerte”. Al respecto, remarcó que “desde la última dictadura hasta acá, pasaste del 6% de pobreza, que había antes de la crisis del ’75, a más de un 45%. Este proceso de desintegración de la sociedad permitió la actuación de los medios de comunicación mientras distorsionan”.

La estafa de la minería y la desintegración social

Recordando que el Código Minero de 1995 prohíbe al Estado nacional pedir más del 3% de regalías a las mineras, y nunca fue modificado, la socióloga y diputada nacional desde 2009 hasta 2017, sostuvo: “Es gravísimo y nosotros también fuimos muy críticos de la política minera en su momento porque, además, se sabe que esta minería a cielo abierto es altamente contaminante”.

Imagen : La Nación

En este sentido, recordó que en 2007 el parlamento europeo prohibió la minería a cielo abierto en todo el territorio de Europa por sus consecuencias catastróficas e irreversibles, y agregó: “La capacidad depredadora de esta minería, a diferencia de la minería tradicional, tiran abajo la montaña, dejan esos diques de cola con un barro absolutamente contaminado con cianuro, ácido sulfúrico, por los siglos de los siglos”. Recordó también los accidentes en Santa Catarina, Brasil, donde la ruptura de los diques de cola arrasó pueblos y contaminó ríos. “Además de ser una locura es una estafa a gran escala”, advirtió.

Así, manifestó: “Más allá de apoyar determinadas políticas, hay que criticar aquellos aspectos que son altamente negativos. El Código Minero es algo que inmediatamente tendría que modificarse y hay que evaluar si hay que dejar de lado este tipo de minería a cielo abierto que no genera ningún beneficio para el país. Al contrario, el año pasado pagábamos 1117 millones de dólares porque a los señores, no sé qué les pasó, que sus exportaciones no rindieron”.

“Es altamente criticable la política minera de los gobiernos kirchneristas y a esto hay que decirlo y corregirlo porque, verdaderamente, es una de ‘las venas abiertas’ de la Argentina”, expresó Argumedo afirmando también que “estas son críticas constructivas porque este país no va a salir si no frena este saqueo y esta impunidad de las grandes corporaciones, que se hacen en perjuicio del país”.

“Si se cobra toda la estafa de minera la Alumbrera, a los trabajadores de la minera les podemos pagar vacaciones en Miami 3 años. Tiene una capacidad de manipulación descomunal”, enfatizó insistiendo respecto a que “si no damos esta batalla, Argentina no tiene salida, no puede seguir desangrándose con estos niveles de impunidad y la magnitud de estos saqueos”.

Asimismo, aseveró: “Mientras tanto hemos destruido el sistema educativo público, el polo industrial ferroviario, el sistema nacional del ferrocarril, el polo industrial naviero, la flota mercante fluvial, el polo industrial aeronáutico. La destrucción que se ha hecho en nombre del neoliberalismo ha sido descomunal y el costo socia,l también”.

Recordó así que en 1974 “el 90% de los trabajadores estaban en blanco y con derechos sociales. Ahora tenés el 46, el 54 está precarizado. Pasaste de un 3% de desocupación en pleno empleo y ahora estás en un 12%, pero si se agregan los inactivos (esto último teniendo en cuenta que “el desocupado se mide en el que no tiene trabajo, pero buscó trabajo”, mientras que “el que no tiene trabajo, pero no buscó trabajo es el inactivo, el que cayó en el desaliento), si uno suma el 12% de desempleo más los inactivos, estás en el 25%, del 3 al 25%”.

En tanto, sobre los índices de pobreza, remarcó: “Pasaste de un 6% al 40% de pobreza. Verdaderamente, la capacidad destructiva de estos 40 años ha sido descomunal. Argentina pasó de ser uno de los países más integrados e igualitarios de América Latina, hasta el golpe militar, y ahora está con un 40% de pobreza. Que los chicos menores de 17 años alcancen 60%, cuando partimos de un proyecto que decía que los únicos privilegiados son los niños”.

Recordó también que el sistema educativo público del país, que en su momento recibió tres premios Nobel de Ciencias y dos premios Nobel de la Paz, “fue uno de los canales de ascenso social más importantes de la Argentina”. “A esto lo destrozaron en nombre del neoliberalismo y hay que revertirlo totalmente”, insistió.

Expropiación

En este contexto, la ex legisladora se manifestó a favor de la expropiación de Vicentin y dijo: “No solamente hay que revertir todos estos saqueos, sino que necesitas una empresa testigo para controlar el contrabando y las estafas a fisco en el puerto de Rosario, entre otros puertos exportadores”

En esta línea, se refirió a la denuncia de Elisa Carrió contra Gustavo Nardelli, uno de los directivos de Vicentín, por intereses narcotraficantes que afectaban a Vicentín y al puerto de Rosario. “Ahora está calladita y defiende la propiedad privada de un tipo vinculado con los narcos, que es absolutamente delincuente”, aseveró.

Y cerró: “Así como minera la Alumbrera tiene un contrabando de casi un 80%, no creas que las cerealeras son más honestas, y esto es lo que Argentina tiene que corregir. Cuando vos buscas una corrección para trasparentar estas historias, sos comunista o no sé qué cosa. No sé qué están defendiendo, pero si no hacemos estas transformaciones no terminamos nunca”.