Noticias Destacadas

Investigación y Desarrollo para la Inclusión

Ajustes y recortes en el Presupuesto 2018

El fin de año  nos enfrenta a una realidad agobiante. El gobierno del presidente Macri, fiel a su origen de clase e intereses, y traicionando cada una de sus promesas electorales, ha impuesto un brutal ajuste al ingreso de los jubilados y pensionados, transfiriendo una porción significativa de sus recursos hacia los que más tienen.

Imagen :tiempoar.com.ar

Profundiza, de este modo, una política realmente consecuente en la poda de derechos adquiridos y en la pauperización impuesta al pueblo argentino. Solo en los últimos días, y más allá del recorte a las jubilaciones, la amenaza de la gobernadora Vidal de dejar en la calle a 7000 docentes de las escuelas bonaerenses, los 180 despidos y el desmantelamiento del área de producción de contenidos en la Televisión Digital Abierta, los 70 despidos en el Ministerio de Defensa junto a la virtual desaparición de la Secretaría de Derechos Humanos del propio Ministerio, los despidos y la brutal represión sufrida por los trabajadores del Ingenio “La Esperanza” en Jujuy, ilustran de modo acabado el corazón de las políticas de la alianza gobernante del Pro y el radicalismo.

La implementación de estas políticas se acompañó de un amplio dispositivo de “seguridad”. La represión a las masivas manifestaciones populares que enfrentaron el ajuste a las jubilaciones, la caza y detención arbitraria de personas al voleo, los balazos y golpizas recibidas por manifestantes y periodistas, y las amenazas a los letrados que defendieron a los arrestados, no parecen buscar otro objetivo que instalar el temor entre quienes decidimos enfrentar pacíficamente el ajuste en marcha.

El monopolio mediático de la información a favor del ajuste y la represión, la prisión domiciliaria concedida en los días pasados al genocida Miguel Etchecolatz, la arbitraria detención de Milagro Sala y la naturalización de la persecución judicial y condena a prisión a opositores políticos, la muerte de Santiago Maldonado en el marco de un operativo realizado por la gendarmería, el asesinato de Rafael Nahuel en similares circunstancias, dibujan un cuadro frente al cual cuesta aceptar conductas indiferentes. Esta conducta persecutoria se profundiza a cada momento.

En el día de hoy, el Gobierno Nacional que encabeza Mauricio Macri ha denunciado penalmente a 11 legisladores opositores, quienes intentaron contener la violencia represiva hacia quienes se manifestaron pacíficamente el pasado 14 de diciembre, bajo el argumento de haber “entorpecido la actuación de la Gendarmería y franquearle la entrada a los manifestantes al Congreso”.

La situación que afronta el sector científico/tecnológico no es ajena a la realidad descripta en párrafos anteriores. El presupuesto para Ciencia y Técnica votado para el año 2018 impone nuevos y crecientes ajustes. Atendiendo a la inflación estimada para el año 2018, el ajuste implica una baja neta interanual comprendida entre el 10 y el 15% del total de fondos asignados al sector. En relación al CONICET, el ajuste se ilustra claramente al observar lo acontecido en los ingresos a la Carrera del Investigador. De acuerdo al plan 2020, deberían haber ingresado este año 1200 investigadores, mientras que el anuncio informado ayer por el CONICET indica que solo 600 han ingresado. Al momento de entregar el premio al Dr Gabriel Rabinovich como Investigador de la Nación, semanas atrás, el Presidente de la Nación afirmó haber duplicado el presupuesto nacional dedicado a Ciencia y Técnica. La realidad lo desmiente rotundamente. El presupuesto aprobado para el presente año redujo la inversión en ciencia y tecnología, pasando del 1.52% del total nacional en el año 2015 al 1.22%, marcando así una profundización del recorte realizado en el año 2016, donde ya había descendido al 1.4%.

El gasto en la finalidad ciencia y tecnología aumentó (en pesos) un 69,4% respecto al año 2015, mientras que el total del presupuesto nacional creció un 102.9%.  Para darle contexto a estas cifras, el monto dedicado al pago de servicios de la Deuda Pública en el presupuesto recientemente votado aumentó un 270.9% respecto del votado en 2015. Una vez más, la “realidad virtual” de los globos amarillos confronta con la verdad. El ajuste no solo se mantiene, sino que se profundiza. El éxodo de jóvenes científicos ha dejado de ser un horizonte probable. Es parte ya de la realidad cotidiana, en cada uno de nuestros laboratorios y Universidades. Sumado a ello, y a más de un año y medio de elecciones libres y democráticas, el CONICET sigue funcionando con un Directorio espurio, donde no se designa a un miembro electo por sus pares a causa de su pensamiento político. Así, el Ejecutivo Nacional prostituye un valor institucional clave en el principal organismo de Ciencia y Técnica del país: el del apego a la democracia y las normativas vigentes.

Pero el saqueo a las jubilaciones, la creciente e interminable ola de despidos en el estado y en el sector privado, los recortes impuestos al sector científico y tecnológico y, en resumen, la creciente concentración de la riqueza en manos de quienes más poseen, ha encontrado en la resistencia y movilización popular el modo de generar un punto de inflexión. Centenares de miles nos manifestamos pacíficamente en las últimas dos semanas frente al Congreso Nacional, mostrando que movilización y unidad indican el camino a recorrer para enfrentar el ajuste.

Miembrxs: Adrián Paenza; Alberto Kornblihtt; Ana Franchi; Andrea Gamarnik; Andrés Kreiner; Carolina Mera; Daniel Filmus; Diego Hurtado; Diego Tatian; Dora Barrancos; Eduardo Dvorkin; Emmanuel Alvarez Agis; Federico Robledo; Felix Requejo; Fernanda Beigel; Graciela Morgade; Hugo Aimar; Jorge Geffner; José Paruelo; Juan Pablo Paz; Luis Alberto Quevedo; Marcelo Ruiz; Marisa Herrera; Mirta Susana Iriondo; Noé Jitrik; Osvaldo Uchitel; Pablo Nuñez; Raquel Chan; Roberto Salvarezza; Rolando González-José; Sandra Carli.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *