Noticias Destacadas

Faltan estadísticas desagregadas por sexo

Agreden a 29 mujeres periodistas en 2010

México, DF, 3 may 11.- Durante 2010 fueron agredidos 129 periodistas y trabajadores de la comunicación, en 29 casos la víctima fue una mujer, asegura un reporte de Artículo 19 y Cencos, sin embargo, sigue sin existir información desagregada por sexo sobre agresiones contra periodistas.

De acuerdo con la relatoría para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante 2010 en México una reportera fue asesinada mientras que 18 más fueron agredidas o amenazadas.

La CIDH hizo mención al asesinato de Elvira Hernández Galeana, editora del semanario Nueva Línea, y Juan Francisco Rodríguez Ríos, corresponsal del periódico El Sur de Acapulco, quienes fueron asesinados a balazos el 28 de junio de 2010, en Guerrero, cuando dos sujetos armados entraron en el local de internet propiedad de los reporteros.

La CIDH también destacó agresiones contra mujeres periodistas, como el caso de Irma Nelly Vázquez Colorado, reportera del periódico La Opinión de Poza Rica, quien el 19 de febrero de 2010 sufrió agresiones físicas y amenazas por presunto personal del centro penitenciario local en Misantla, Veracruz.

O bien, la agresión de la reportera y conductora de Radio Universidad de Guadalajara, Jade Ramírez Cuevas, quien en abril de 2010 recibió amenazas a través de su correo electrónico mientras daba cobertura al movimiento social y comunitario que se opone a la construcción de la presa hidroeléctrica de El Zapotillo, en Jalisco.

El informe preliminar de Cencos y Artículo 19 revela que durante 2010, las autoridades federales insistieron en señalar que los grupos del crimen organizado son los responsables de la violencia contra comunicadores; sin embargo, del universo de agresiones registradas, 49.03 por ciento provienen de autoridades y 26.45 por ciento de personas presuntamente vinculadas con grupos criminales.

Otras mujeres periodistas que recibieron intimidaciones y amenazas de muerte por medio de correos electrónicos ?algunas de las cuales tuvieron efectos emocionales en las comunicadoras?, fueron la reportera Sugeyry Gándara, del diario Tiempo de Chihuahua, la reportera Angelina Albarrán Morales y Ximena Peredo, columnista del periódico El Norte.

Además de amenazas, otras reporteras también fueron agredidas físicamente por las fuerzas de seguridad del Estado, así le sucedió a Luz del Carmen Sosa, reportera del Diario de Ciudad Juárez, quien fue agredida por soldados mientras cubría la desaparición de tres empleados públicos en el municipio de El Porvenir, en Chihuahua.

Un ejemplo más es el de Ixtli Martínez, corresponsal de MVS Noticias en Oaxaca, quien resultó herida por arma de fuego mientras daba cobertura al enfrentamiento entre dos grupos que se disputaban el control de las instalaciones de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, en junio pasado.

Además de este patrón de amenazas se han sumado actos intimidatorios. En mayo de 2010 la colaboradora de la revista Gatopardo y autora del libro ?México armado?, Laura Castellanos, denunció que personas no identificadas entraron en su departamento, manipularon objetos personales y se llevaron información periodística.