Noticias Destacadas

Afganistán

Afganos eluden normas sociales para hallar amor en internet

El activista afgano de derechos civiles Hadi Sadiqi utilizaba desde hacía tiempo los medios sociales para compartir noticias, comentarios y sus propias reflexiones sobre política, cuando inició una encendida discusión con otro usuario en su foro de Facebook.AFGANISTAN romance

En esta imagen del lunes 8 de febrero de 2016, el activista de derechos civiles Hadi Sadiqi charla a través de Facebook con su esposa Maleka Yawari desde su oficina en Kabul, Afganistán. Cada vez más jóvenes afganos encuentran amor en medios sociales, que les permiten eludir la estricta segregación por sexos en su conservadora sociedad.

Sadiqi y Maleka Yawari llevaron su conversación a otras plataformas, y pronto sus conversaciones se volvieron más personales, con artículos y columnas de opinión que dejaron paso a las fotografías, las caras de amor, y al final, promesas de matrimonio.
“Resultó que ambos éramos del mismo distrito en la provincia de Ghazni, pero nunca nos habíamos visto ni habíamos oído hablar del otro”, comentó Sadiqi.

Eso no es extraño en Afganistán, un país profundamente conservador donde las mujeres aún están en gran parte confinadas al hogar y los matrimonios pactados son lo habitual. Quince años después de la caída del régimen talibán, sigue habiendo mujeres asesinadas por sus parientes por indiscreciones sexuales —algo que se conoce como “crímenes de honor”— y los amantes no casados pueden morir lapidados por sus vecinos.

Pero los medios sociales permiten que cada vez más jóvenes se conozcan de forma segura al margen de los estrictos confines de su sociedad.

Sadiqi dijo que sus familias se sorprendieron al saber del romance secreto, que se había producido en Facebook cuando él vivía en Kabul y Yawari completaba sus estudios de economía en la vecina Kazajistán. “Pero estuvieron de acuerdo de inmediato, y hace un año nos casamos”, comentó.

La tendencia se limita principalmente a la clase media urbana. Sólo entre el 10 y el 20% de los afganos tiene acceso a internet, según Roshan, el mayor proveedor telecomunicaciones en el país. Pero Afganistán está desplegando una red de cobertura 3G y se espera que conforme los smartphones bajen de precio crezca el acceso a internet, incluso en las zonas remotas y rurales.

Aunque la cobertura es limitada, en Afganistán no hay restricciones oficiales a internet, lo que lo convierte en un caso aparte en una región donde los gobiernos vigilan de cerca y restringen el acceso. La vecina Pakistán levantó hace poco una sanción de tres años sobre YouTube después de que Google creara una versión especial para el país. El draconiano “gran cortafuegos de China” lleva más de una década en funcionamiento e Irán bloquea Facebook, Twitter y YouTube.

Facebook es muy utilizado en Afganistán, donde también son populares WhatsApp, Viber, Skype e Instagram.

El país ha asistido a un “gran cambio generacional” en el que los jóvenes utilizan tecnología que sus padres no comprenden para “escapar de los confines conservadores tradicionales”, explicó el consultor de medios con sede en Kabul Ben Bruges.

“Podría ser que más jóvenes hablen entre sí en internet de lo que sería posible en su vida cotidiana, dadas las restricciones a las conversaciones entre géneros en Afganistán”, apuntó.

Maqsood Akbari, médico de la ciudad norteña de Mazar-i-Sharif, está de acuerdo. Él cortejó a su esposa en secreto a través de medios sociales tras conocerla en una biblioteca en 2008.

“Encontrar una pareja adecuada para casarse en esta sociedad conservadora es todo un desafío”, comentó. “Internet ofrece un nivel de seguridad, protege la dignidad social de la pareja y ofrece una forma fantástica de que los jóvenes se conozcan”.

Imagen : Rahmat Gul / AP