Noticias Destacadas

Fundación Grupo Efecto Positivo (GEP)

Advierten que la nueva ley de VIH perderá estado parlamentario

La Fundación GEP alertó que fue notificada por el Congreso de que no se dará tratamiento en las sesiones de 2017 al proyecto de la nueva Ley de VIH, Hepatitis Virales e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), a causa de que los diputados deben abocarse a la reforma laboral del Gobierno.

Imagen : Big Bang! News

La urgencia del Gobierno por intentar aprobar la reforma laboral en el Congreso podría perjudicar el tratamiento de la nueva ley de VIH y enfermedades de transmisión sexual, que de no ser abordada este año perderá estado parlamentario y volverá a jojas cero.

La Fundación Grupo Efecto Positivo (GEP) alertó que fue notificada por el Congreso de la Nación que no se dará tratamiento en las sesiones ordinarias de 2017 al proyecto de la nueva Ley de VIH, Hepatitis Virales e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

El 13 de junio de 2017 el proyecto de ley contó con dictamen favorable de la Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados pero luego quedó frenado. “Ahora, la prioridad a la discusión de la Reforma Laboral alteró el cronograma legislativo y se suspendieron las posibles sesiones conjuntas de las comisiones en el Senado para dar dictamen al proyecto en dicha cámara”, destacó la fundación en un comunicado.

El texto agregó que en Diputados, después de casi cinco meses no accedieron a poner en discusión el proyecto. “Como resultado de estas demoras, el próximo 30 de noviembre concluyen las sesiones ordinarias y, al no ser tratado, este proyecto de ley indispensable para proteger la salud pierde estado parlamentario”, agregó el texto.

José María Di Bello, Secretario de Fundación GEP, confirmó que como les notificaron “que los legisladores tienen que abocarse al tratamiento de la Reforma Laboral, nuestro proyecto volverá a foja cero”. “Esto indica que no hay voluntad política de tener una ley actualizada y eficiente”, ante un contexto con numerosas personas “en fases avanzadas de Hepatitis C que están esperando por sus tratamientos y el Congreso no está dando prioridad a salvar estas vidas”, agregó.

Desde hace cinco meses, distintas ONGs alertan sobre la demora del proyecto en el recorrido legislativo con manifestaciones frente al Congreso para proclamar la necesidad de su tratamiento.

La ley 23.798 de VIH/SIDA data de 1990 y el proyecto presentado (N° E6139-D-16) incorpora una perspectiva de Derechos Humanos en la prevención y los tratamientos; contempla a los niños, niñas y adolescentes nacidos con VIH; prevé sanciones ante la discriminación en el acceso al empleo; y garantiza la conformación de un Observatorio contra el estigma que aún afecta a las personas con VIH y a su entorno, entre otros avances.

Se calcula que en Argentina 120.000 personas viven con VIH y entre ellas, el 30% desconoce su diagnóstico. Desde GEP recordaron que informes recientes de la sociedad civil “advirtieron sobre una disminución notoria del presupuesto (del 10% al 1%) destinado a prevención durante 2016, porque fue gastado en su totalidad en la compra de tratamientos”.

Además, el nuevo proyecto incluye otras Infecciones de Transmisión Sexual que se registran en aumento y a las hepatitis virales, que actualmente no cuentan con marco normativo. Se estima que 400.000 personas tienen hepatitis C y muchas de ellas se encuentran en lista de espera por faltantes de tratamientos.

“Necesitamos que los legisladores reflexionen y se comprometan a proteger el derecho a la salud de los argentinos. Contar con una ley con enfoque integral y perspectiva de Derechos Humanos es de importancia fundamental para las personas con VIH y Hepatitis; y para intensificar la prevención en toda la población”, resaltó por su parte Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP.

Este proyecto de ley fue trabajado en forma colectiva desde hace más de tres años por las Redes y Organizaciones de la sociedad civil que trabajan en VIH y hepatitis junto a instituciones científicas y organismos provinciales, nacionales e internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud y ONUSIDA.

Fundación Grupo Efecto Positivo (FGEP), fundada en 2006, es una organización de la sociedad civil sin fines de lucro con sede en Buenos Aires, Argentina que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con VIH/SIDA (PVVS), promoviendo el debido ejercicio de sus derechos, su empoderamiento e involucramiento efectivo en los espacios de toma de decisión, además de la eliminación de las barreras de acceso a los medicamentos esenciales para el tratamiento tanto del VIH/SIDA como de la Hepatitis C. Posee una amplia red de socios de la sociedad civil, académicos y gubernamentales, y ha facilitado el diálogo multilateral sobre políticas públicas en materia de salud.

FGEP implementa estrategias y acciones para promover el ejercicio de los derechos humanos; el acceso universal a servicios integrales de tratamiento y calidad; y la eliminación de las barreras políticas, legales, económicas, culturales, que impiden el ejercicio de la ciudadanía plena. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *