Noticias Destacadas

Entre Ríos

Acuerdan condena para madre de Salta que no denunció que su pareja violó a su hija

Se trata de una mujer de 55 años oriunda de Salta que trabajaba en zona de quintas de Paraná junto a su esposo y diez hijos. En 2013 su pareja fue condenada por violar reiteradas veces a una hija, con la que tuvo dos hijos que está criando la mujer. Su causa llegó a debate porque en el juicio a su esposo surgió que ella sabía de las violaciones y silenció la situación.acoso-de-sexual-en-hondura

El Tribunal de la Sala I en la Cámara del Crimen dará a conocer el miércoles 29 su veredicto en relación al acuerdo de juicio abreviado en que se acordó la pena de cuatro años de prisión efectiva a cumplir en la modalidad de arresto domiciliario para una mujer de 55 años que fue procesada por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vinculo y por el aprovechamiento de la situación de convivencia, reiterado en concurso real en calidad de participe. En un acuerdo de juicio abreviado celebrado entre el fiscal coordinador Rafael Cotorruelo y el defensor Alberto Salvatelli, se convino recalificar la causa, que se dirimió bajo la calificación de Encubrimiento agravado. Los tristes hechos ocurrieron entre 1997 y 2010 en una quinta ubicada en el Acceso Norte de Paraná donde la familia, integrada por la pareja y diez hijos, realizaba tareas hortícolas. El martes 29 el Tribunal, integrado por José María Chemez, Elvio Garzón y Miguel Ángel Giorgio, dará a conocer su veredicto.
CONOCIMIENTO. La mujer, oriunda de Salta, al igual que su pareja, no curso ningún tipo de estudios, no sabe leer ni escribir y tampoco sabe firmar. Para la acusación quedó demostrada su responsabilidad puesto que en el juicio que se le sustanció a su esposo, que fue condenado por el mismo Tribunal de la Sala I, con otra presidencia, a la pena de 12 años de prisión por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado y reiterado en perjuicio de su hija, surgió que “tenía conocimientos de los abusos a los que era sometida su hija, silenciando esta situación ocultándola frente a terceros”. Esto se vio fortalecido por el testimonio de la propia víctima que fue corroborado por un hermano, quien sostuvo que “su madre siempre supo que su padre abusaba de su hermana, pero por miedo no hizo nada”. En el juicio al padre, la víctima manifestó que le contó a su madre de los abusos, añadiendo que esta denunció a su pareja pero luego le pidió que regresara a la casa, donde los abusos continuaron.
A la mujer se le atribuyó que “sin poder establecer fecha exacta, pero aproximándose desde 1997 hasta 2010, encontrándose en pleno conocimiento de que su hija, desde los 13 años, era abusada sexualmente por su padre y esposo de la imputada, silenció dicha situación ocultándola frente a terceros, ignorando los pedidos y advertencias formuladas por la propia menor y por otros miembros de la familia, absteniéndose de tomar conductas de resguardo para hacer cesar la situación de abuso por la que estaba atravesando la niña, dejándola concurrir a trabajar junto a su padre, posibilitando de ese modo que la menor sea abusada sexualmente en reiteradas oportunidades y durante el lapso de tiempo antes indicado por su progenitor”.

Debate
Los hechos atribuidos a la mujer surgieron del debate en que se juzgo a su pareja, a quien se le imputó que “sin poderse establecer fecha exacta, pero aproximadamente desde 1997 hasta la fecha y desde que la denunciante, hija del imputado, tenía 13 años, haberla obligado a mantener relaciones sexuales, mediante el ejercicio de fuerza física, amenazas e intimidación, e inclusive atándole las manos en algunas ocasiones para así doblegar todo intento de resistencia de la misma”. En la acusación por esta causa se destacó que “tales hechos ocurrieron de manera sistemática durante el período indicado, en más de una ocasión cada semana y en momentos en que el imputado salía de la casa en la que vivía con la víctima para hacer mandados, o trabajar, llevando a la misma en moto y deteniéndose en descampados, fuera de la vista de terceras personas, para así consumar los abusos”. Como consecuencia de los abusos, la víctima tuvo dos hijos.

 

Imagen :hoyvenezuela.info