Noticias Destacadas

La justicia investiga abuso de autoridad y detención ilegítima

Acompañó a una víctima de violencia de género a la comisaría y quedó detenida

La periodista Marcela Silva, el domingo acompañó a Verónica Páez a la comisaría para denunciar que su ex pareja había violado la restricción perimetral. Denunció que tras una discusión con los policías por el trato que habían tenido con la víctima, terminó detenida en un calabozo durante más de cuatro horas. El jefe de policía la desmintió.MarcelaSilva1RRR__1_

La periodista sanjuanina Marcela Silva acompañó a una víctima de violencia machista a denunciar a su ex pareja y terminó encerrada en un calabozo de la Comisaría 28 de Rivadavia en la capital cuyana. Estuvo incomunicada y detenida durante cuatro horas del último domingo. Esta mañana hizo una presentación judicial contra los policías de la dependencia ante la fiscalía número 2, a cargo de Fabrizio Medici, que investiga “abuso de autoridad y detención ilegítima”.

A Verónica Gabriela Páez su pareja intentó quemarle la casa a fines de mayo. Forzó una ventana y con un encendedor prendió fuego las cortinas. Adentro estaban sus padres y su hijo de 5 años. La mujer ya había hecho 8 denuncias en la Comisaría de la Mujer pero fue después del incendio que consiguió una restricción perimetral dictada por el Primer Juzgado Correccional. El domingo pasado el agresor violó la medida judicial y se apareció después del mediodía en la panadería donde ella trabaja. Verónica fue hasta la comisaría más próxima, la 4ta, donde se repitió lo que había ocurrido en otras oportunidades: no le tomaron la denuncia. Esta vez le dijeron que era por cuestiones de jurisdicción. Fue ahí que se comunicó con la periodista, que sigue el caso desde hace tres meses. “Me contactó por mensaje de texto y la acompañé a la comisaría 28. A veces cuando los casos consiguen repercusión mediática, las mujeres logran que se las escuche. No debería ser así. Llamamos por teléfono y nos dijeron que sólo lleváramos la restricción perimetral”, relató la periodista a Infojus Noticias.

Según Silva, cuando llegaron a la dependencia, los policías estaban limpiando. Ellas pidieron dejar sentado la situación que estaba viviendo la mujer y se encontraron con la negativa del oficial ayudante que las atendió, Gastón Darío Cuello. “Yo no tengo la culpa de que ésta mujer le haya tocado una mala vida”, les respondió. La periodista le explicó al agente que esa no era la forma en la que tenía que recibir a una víctima. La discusión siguió y Silva le advirtió que podía denunciarlo ante la oficina de Inspección y Control de Seguridad Pública.

“El policía llamó a dos agentes para que me ayudaran a pasar y ahí quedé demorada por averiguación de antecedentes”, contó la mujer que entregó su celular y los cordones de sus zapatillas como cualquier persona detenida. Pasó cuatro horas incomunicada en una celda. Cuando reclamó poder llamar a un abogado, Cuello le dijo que eso solo pasaba “en las películas”.1

“Nunca había estado en un lugar así. Fue horrible. Había otras dos mujeres”, dijo la mujer. En el tiempo que duró el encierro los policías le exigieron firmar un acta. Ella se negó. “En el acta decía que había dicho ´Hijos de puta los voy a denunciar a todos y los van a echar´”, explicó. Recién cuando llegó su planilla con sus antecedentes se pudo ir.

La detención de la trabajadora de prensa tuvo repercusión en los medios locales. El jefe de Policía, Adolfo Jofré, habló con los medios y según él “la periodista agredió verbalmente a los policías, alzó la voz”. Silva desmiente la versión policial.

Silva trabaja en Radio Colón haciendo móviles, notas y también como locutora. Ayer fue hasta la secretaría de Inspección y Control de Seguridad Pública para radicar la denuncia contra los policías y esta mañana lo hizo en sede judicial. Verónica Gabriela Páez todavía no pudo denunciar al agresor.

Repudio a la actuación policial

El Sindicato de Prensa y Comunicación Social de San Juan repudió en un comunicado el accionar de funcionarios policiales de la Comisaría 28. “En momentos en que la comunidad internacional se pronuncia contra la violencia de género, y en la Argentina hace pocos días se concretaron multitudinarias marchas repudiando este fenómeno que arrincona en el silencio, la indiferencia y la incomprensión a sus víctimas, lamentablemente nos encontramos con servidores públicos que lejos de cumplir con lo que el deber les indica, impulsan y/o establecen procedimientos tendientes a mantener un status quo; esquivando el rumbo que actualmente las sociedades civilizadas tienen como objetivo: terminar definitivamente con la violencia de género”, dice el texto que difundieron.

 

Imagen : Infojus Noticias