Noticias Destacadas

Finalizó el XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe

Aborto y violencia, temas urgentes para mujeres de la región

México DF, 20 marzo 09 (CIMAC).- El aborto y la violencia contra las mujeres son los temas urgentes en América Latina y el Caribe, que seguirán ocupando una parte medular en la agenda de las mujeres feministas, además de los temas sobre orientación sexual e identidad de género, señalaron participantes del XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en esta ciudad desde el 16 y que hoy concluye.

Al hacer un recuento de los temas que se abordaron en el Encuentro regional desarrollado durante cuatro días, la mexicana Axela Romero, directora de Salud Integral para la Mujer (Sipam), comentó que el movimiento reconoce el fundamentalismo religioso como una barrera que no ha permitido el avance de los derechos de las mujeres.

Durante el Encuentro, las mil 600 feministas presentes coincidieron en que el fundamentalismo es un mecanismo mucho más eficiente para garantizar la reproducción de la cultura patriarcal y la desigualdad social, así como los modelos únicos, por tanto, destacaron que la aspiración es homogeneizar el pensamiento de la población.

DERECHOS SEXUALES, CAMPO DE TRABAJO

En un ejercicio autocrítico, las participantes y reconocieron que en el seno del propio movimiento feminista también hay prácticas fundamentalistas, pero que están decididas a enfrentarlas.

Asimismo se comprometieron a dar nombre y apellido de quienes se oponen a los derechos de las mujeres, en sus diversas modalidades como neoliberalismo, militarización, consumismo, exterminio, sexismo, discriminación, violencia y patriarcado, es decir, todas las formas que en décadas se han opuesto al movimiento feminista.

Asimismo, consideraron necesario abrir más espacios de debate y análisis, que faciliten los acuerdos y prácticas para superar la fragmentación y diseñar estrategias de largo plazo al movimiento con una visión global, es decir a nivel regional, nacional y local.

En este sentido, feministas expresaron la necesidad de priorizar los frentes de batalla, sin olvidar que para el movimiento feminista, el principal espacio de confrontación es el patriarcado.

En cuanto a los temas centrales para enfrentar al fundamentalismo, destacaron que los derechos sexuales y reproductivos siguen siendo un campo de trabajo de visibilización, dado el déficit en su representación política y la creciente despolitización en su conceptualización, promovida por los gobiernos de la región.

También señalaron que la violencia en los discursos exacerba la inseguridad y el miedo y se ha trasformado en una justificación para reforzar el control y la represión de los cuerpos y las libertades de las mujeres.

En cuatro días de discusiones durante el XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, hubo 24 grupos de discusiones, 98 actividades independientes, 5 exposiciones, 8 actividades escénicas, 10 exposiciones plásticas, 5 videos debates, 14 documentales, 36 horas de trasmisión radial en vivo, 65 medios feministas, 20 medios masivos de comunicación y 5 agencias de noticias, entre ellas Cimacnoticias.

En la Clausura se dio a conocer que la próxima sede para realizar el XII Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe será Colombia, país sede del primer Encuentro que se llevó a cabo en 1981.

La feminista colombiana María Cristina Suaza, una de las organizadoras del primer Encuentro feminista, consideró que uno de los puntos centrales para realizar el Primer Encuentro fue el conocerse entre sí, y saber cómo se trabajaba en cada país, para identificar coincidencias y establecer una agenda de trabajo con una visión conjunta.

PLURALIDAD EN UN MUNDO FEMINISTA

Finalmente, en la clausura se dio la voz a los distintos grupos de mujeres que asistieron al XI Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe, con sus pronunciamientos, demandas y manifiestos.

El primer grupo fue el de mujeres de organizaciones en contra de la trata y el tráfico de mujeres, niñas y niños con fines de explotación sexual, tráfico de órganos, explotación laboral, un problema grave que se ha sido visible y debe incluirse en la agenda feminista.

Posteriormente, subieron las mujeres indígenas que invocaron a la fuerza y energía de los cuatro rumbos, a la madre tierra y al padre sol, declarando que siguen siendo víctimas de violencia, racial, militar, institucional, además, manifestaron que no son incluidas como protagonistas actuantes en los procesos, planificación y desarrollo de los encuentros feministas.

Después subieron las mujeres lesbianas, quienes a una voz gritaron ?¡Si las lesbianas no están, la democracia no va!?, y enseguida dieron paso a las mujeres transexuales, que están por primera vez en un Encuentro feminista. Ellas estuvieron encabezadas por la mexicana Amaranta Gómez, mujer transexual precandidata a diputada federal por el estado de Oaxaca. Ellas también, a una sola voz, corearon ?¡Están a la vista, todas las trasvestis que son feministas!?.

Mujeres afrolatinoamericanas y caribeñas, jóvenes feministas, periodistas feministas, trabajadoras del hogar, trabajadoras sexuales, las que hacen cabaret, uno a uno los distintos grupos se hicieron presentes bajo el común denominador de ser mujeres que luchan por las mujeres, en un mundo mejor.