Noticias Destacadas

Paro nacional de docentes

A pesar de la visita de Macri, en Jujuy casi la totalidad de los docentes adhirió al paro nacional

El presidente no tuvo problema en inaugurar las clases, este lunes, en una provincia en la que el acatamiento al paro alcanzó el 95%.

Imagen : diario24

El presidente Mauricio Macri viajó a una provincia amiga, Jujuy, para una llamativa puesta en escena. En medio del contundente paro docente nacional en que derivó el conflicto generado por la negativa del ministerio de Educación de convocar a las paritarias nacionales, Macri dejó inaugurado un ciclo lectivo.

Sólo en las provincias de San Luis, que ofreció una suba del 38% y Santiago del Estero (20%) comenzaron este lunes las clases tal como estaba previsto. En los 22 distritos restantes el paro docente se hizo sentir con fuerza.

San Luis y Santiago, provincias gobernadas por fuerzas opositoras lejos estaban de ser las ideales para la foto de inicio de clases. Por eso el presidente Macri eligió Jujuy, provincia gobernada por su aliado radical en Cambiemos, Gerardo Morales, para una más que llamativa puesta en escena.

Acostumbrado a las movidas marketineras (como el viaje en colectivo que no fue, los timbreos en casa previamente seleccionadas, y los saludos a multitudes imaginarias) Macri no tuvo problema en inaugurar las clases este lunes en un provincia en la que el acatamiento al paro docente alcanzó el 95%.

Según los organizadores, el paro a nivel nacional tuvo un contundente acatamiento que superó el 85%. Por estas horas los docentes enfrentan un doble conflicto. El primero de ellos la negativa del ministro de Educación Esteban Bullrich a cumplir con la ley y convocar a la paritaria nacional docente.

Esta discusión marcaba cada año el piso por debajo del cual ningún docente incial del país podía cobrar. Este año el gobierno de Macri decidió obviar la ley y eliminar esta referencia y dejar que cada provincia fije el mínimo en la discusión con los docentes.

Además el gobierno de Macri decidió congelar los fondos que giraba todos los años para ayudar a las provincias que no podían pagar ese piso mínimo.

Por otra parte los docentes encaran, distrito por distrito su propia discusión paritaria, ya sin la referencia estipulada a nivel nacional. Hasta el momento casi todas las propuestas de los ejecutivos provinciales apuestan a “empatar” la inflación de este año pero “olvidan” la pérdida del poder adquisitivo del salario, en torno al 10%, experimentada el año pasado. Los docentes reclaman recuperar lo pérdido tras la desbandada de la inflación en 2016.