Violencia institucional y de género

A horas del Paro de Mujeres, detuvieron a seis miembros de Ni Una Menos por hacer pintadas

Un desmedido operativo policial, con una decena de efectivos y tres patrulleros, se desplegó para arrestar a seis jóvenes militantes desarmadas que realizaban pintadas en Almagro

Imagen : Política Argentina

.

Una decena de policías, tres patrulleros y una moto de la flamante Policía de la Ciudad conformaron el operativo desplegado para la detención de seis jóvenes integrantes del Colectivo Ni Una Menos, denunciadas por hacer pintadas en el barrio de Almagro, a horas del inicio del Paro Internacional de Mujeres de mañana.

Las seis mujeres están detenidas en la Comisaría 9ª, acusadas del delito de daño. Según difundieron desde Ni Una Menos, las seis jóvenes desarmadas “fueron denunciadas y perseguidas por tres varones”, que aludían a Cristo y fueron descritos como “fanáticos religiosos”.

Unas veinte personas permanecían haciendo vigilia ante la seccional, donde las mujeres pasaron la noche y permanecerán hasta el mediodía, cuando está prevista una audiencia con el fiscal de la causa. “Esperamos que entonces sean liberadas. Los mecanismos de la justicia patriarcal funcionan con celeridad cuando se trata de perseguirnos pero nunca para defendernos. El #8M nos encontramos en las calles”, advirtieron desde el Colectivo Ni Una Menos.

“A la 1.30 nos llaman unas compañeras para decirnos que las estaba demorando la policía en Guardia Vieja y Gascón. Cuando llegamos había al menos 10 policías, una sola era mujer, tres patrulleros y una moto”, indicó a Télam María Florencia Alcaraz, periodista e integrante de Ni Una Menos.

Alcaraz, quien se acercó inmediatamente al lugar y pudo dialogar con las detenidas antes de ser trasladadas, señaló que: “Las chicas estaban caminando y la policía les dio la voz de alto, las rodearon y les dijeron que tres hombres las habían denunciado por hacer pintadas”, detalló.

La policía llamó a la fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas (PCyF) de turno, la N°20, desde donde solicitaron que se las traslade a la Comisaría 9 acusadas del delito de “daños”, donde permanecen todavía detenidas a las espera de una audiencia prevista para este mediodía, en la que se les tomaría declaración.

“No había personal femenino para el traslado. Por otra parte nos preguntamos qué pasa con la policía y la justicia que actúan inmediatamente cuando se trata de perseguirnos, ahora cuando llamamos o nos acercamos para denunciar violencia no tenemos respuesta”, concluyó Alcaraz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *